EL BENEFICIO NETO DE INVERPYME AUMENTÓ UN 20% EN 2004.

La sociedad de capital riesgo Inverpyme obtuvo el pasado año un beneficio neto de 741.000 euros, cifra que representa un crecimiento del 20% con respecto al ejercicio anterior.

La propuesta de distribución de beneficios, que se hará en una Junta de Accionistas, recoge una mejora del dividendo a repartir entre los más de 160 accionistas y que se sitúa en una rentabilidad del 8% sobre el valor nominal de las acciones.

Las sociedades de capital riesgo obtienen sus plusvalías en el momento en que desinvierten su participación en las compañías en las que participan. Durante el ejercicio 2004, Inverpyme realizó las siguientes desinversiones:

La participación en Boí Taüll Resort, complejo turístico de la Vall de Boí (Lérida), fue vendida a la empresa constructora Nózar.

Hermes Logística, empresa líder en transporte frigorífico a Baleares y Canarias, así como la nave de almacenaje en frío situada en Palma de Mallorca, se vendió a Compañía Trasmediterránea

EDV, empresa industrial fabricante de envases plásticos para la industria de alimentación, perteneciente al Grupo de Envases del Valles, fue financiada mediante un préstamo participativo.

Genebre, empresa fabricante de válvulas y grifería industrial tanto para el sector de la construcción como para la industria en general, también se financió mediante un préstamo participativo.

Asimismo, en 2004 se invirtieron 2,4 millones de euros en la empresa Nou Disseny Clixés i Motllos, que se dedica al diseño y elaboración de productos para la industria del cartón y del envase flexible. Esta empresa tiene su sede central en Amposta y cuenta con una plantilla de más de 100 trabajadores.

Inverpyme prevé invertir unos 6 millones de euros durante el ejercicio 2005, que se distribuirán en 3 o 4 empresas industriales o comerciales que tengan un proyecto de adquisición de otra empresa o que tengan un plan de expansión que requiera de una financiación a largo plazo para inversiones estratégicas. Inverpyme no descarta ningún proyecto por sector o ubicación, valorándose muy positivamente la experiencia del empresario, al que se apoyará en el proyecto y facilitará fórmulas flexibles de salida o desinversión del socio financiero.