EL VOLUMEN INVERTIDO EN EUROPA DURANTE 2003 CRECIÓ UN 5,2% EN 2003.

Según las cifras reveladas por la Asociación Europea de Entidades de Capital Riesgo (EVCA) el volumen de capital riesgo invertido en Europa durante 2003 ascendió a 29.100 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,2% con respecto al año 2002.

El número de inversiones creció un 1,4% situándose en 10.375. De ésta cifra, el 75,5% fueron nuevas inversiones mientras que el resto fueron ampliaciones en antiguas participadas. El número de compañías financiadas se redujo un 10,8% alcanzando las 7.446.

El Reino Unido fue el país europeo que mayor volumen de inversión destinó, con un peso del 25,3%. A éste le siguieron Francia, que invirtió el 16,7%; Alemania, que dedicó el 14,2% del volumen total e Italia, que alcanzó un peso del 14%.

Según la fase de desarrollo de la empresa participada, las operaciones apalancadas supusieron el 63,3% del volumen invertido y el 15,1% del número de operaciones realizadas durante 2003. El importe medio invertido en este tipo de operaciones se elevó hasta 14,4 millones de euros, frente a los 11,7 millones de euros promediados el año precedente. Por otra parte, las compañías que se encontraban en fase expansión y aquellas que iniciaban su andadura (start ups) alcanzaron un peso del 46,2% y del 31,1% en el número de operaciones y del 21,4% y del 6,8%, teniendo en cuenta el volumen invertido, respectivamente.

Las compañías relacionadas con Productos y Servicios de Consumo acumularon el 19,4% del volumen invertido, mientras que aquellas pertenecientes al sector Comunicación recibieron el 16,9%. Hay que significar que cerca de la cuarta parte de las compañías que obtuvieron financiación durante 2003 eran de carácter tecnológico, mientras que en 2002 el porcentaje de éstas fue de tan solo el 12,5%.

Por otra parte, el volumen de nuevos fondos captados para la actividad en Europa durante 2003 se elevó hasta 27.000 millones de euros, lo que supera en un 1,8% los recursos atraídos en 2002. El 55% de éstos tuvieron su procedencia en el Reino Unido, mientras que las entidades de capital riesgo establecidas en Suecia y Holanda contribuyeron con el 8% y el 7,6%, respectivamente.

Los bancos siguieron siendo los mayores aportantes de los nuevos fondos captados, con un peso del 21,5%, aunque un año antes contribuyeron con un 26%. Por el contrario, los fondos de pensiones incrementaron su peso desde el 16% de 2002 hasta el 19,4% de 2003.

Por último, del apartado desinversor se extrajeron dos lecturas diferentes. Por un lado, aumentó el volumen desinvertido en más del 27%, alcanzando los 13.600 millones de euros. Sin embargo, el número de desinversiones se situó en 4.019, frente a las 4.911 efectuadas en 2003. El 20,4% de las salidas se realizaron mediante la venta a terceros, superando ligeramente a las ventas secundarias entre operadores (secondarie buyouts). Como aspecto positivo debe indicarse que el número de liquidaciones de compañías se redujo en un 50% en 2003.

Jean Bernard Schmidt, presidente de la EVCA, destacó la mayor confianza y optimismo que se respira en la industria europea de private equity de cara al año 2004. El aumento real de la inversión en la primera mitad de 2004 y el cierre de varias desinversiones mediante venta a terceros dan pie a ese sentimiento.