FUTURO INCIERTO DE LA DIVISIÓN DE PRIVATE EQUITY DEL DEUTSCHE BANK.

   El futuro de la división de private equity del Deustche Bank es incierto y se conocerá en el transcurso de las próximas semanas. Las tres posibles alternativas que baraja el banco son la venta directa de la cartera de inversiones, la liquidación de la cartera o su traspaso al equipo gestor de la entidad bancaria.
 
   Fuentes cercanas al Deustche Bank confirman que se han entablado contactos con inversores como Goldman Sachs y Merrill Lynch, que podrían estar interesados en hacerse con la cartera completa de participadas.