PARQUES TECNOLÓGICOS EN ESPAÑA EN 2003.

Mejora de imagen, incubación de empresas, apoyo a emprendedores, red de comunicaciones, salas de reuniones con videoconferencia, sistemas de seguridad, centros de formación y el acceso a servicios, instalaciones y conocimiento procedente de la Universidad son algunos de los servicios que reciben las empresas instaladas en los 18 parques científicos y tecnológicos establecidos en España.

Según la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (Apte), durante 2002 había 1.266 empresas instaladas en las tecnópolis que estaban operativas que generaban 31.450 puestos de trabajo y cuya facturación conjunta ascendía a los 4.716 millones de euros. En el año recién concluido se alcanzó un número de empresas instaladas en el entorno de las 1.350 y una facturación conjunta de aproximadamente 5.800 millones de euros. Próximamente, España contará con 33 nuevos parques que están en proyecto o en sus primeras etapas de construcción.

Cada parque tecnológico tiene sus propias normas de admisión de empresas, pero todos ellos coinciden en que la empresa candidata sea de carácter tecnológico, que invierta un porcentaje elevado de su facturación en Investigación y Desarrollo (I+D) y que, en algún momento, suscriba algún acuerdo de colaboración con la Universidad.

El déficit de I+D privada que existe en España, en comparación con los países de nuestro entorno, está siendo cubierto por nuestra red de parques tecnológicos. A excepción de Madrid y Barcelona, un elevado porcentaje de la inversión privada en I+D se concentra en las ciudades donde hay instalado un parque científico.