AUMENTA EL NÚMERO DE SECONDARY BUY-OUTS EN UK EL PRIMER SEMESTRE.

    El aumento del número de desinversiones de empresas en el Reino Unido mediante la venta a otros operadores financieros (secondary buy-outs) refleja la escasez de rutas de salida más comunes para las firmas de private equity, como la salida a bolsa (IPO) o la venta a terceros.

    Así, durante la primera mitad del año se produjeron 29 operaciones de estas características, frente a las 17 que realizaron en el mismo período del año anterior. La venta de Wimpy, cadena de comida rápida participada por 3i, al Bank of Scotland ha sido la última operación registrada en UK.