CAPITAL RIESGO RURAL.

    Debido al considerable bajón del volumen invertido en capital riesgo norteamericano (menos de $20.000 millones durante el primer semestre del año, por $50.000 millones del mismo semestre de 2000), y al excesivo grado de concentración de estas cifras, con el estado californiano a la cabeza, ha provocado la aparición de un nuevo movimiento regional capitaneado por inversores ángeles que pretende crear redes en comunidades rurales que impulsen nuevas empresas y mejoren el tejido empresarial local. Para ello, están creando estructuras formales, tanto para constituir fondos de capital riesgo, como para servir de punto de encuentro entre emprendedores e inversores, utilizando dos modelos generales: el primero emulando al tradicional banquero americano de pueblo, que organiza los ángeles locales para captar capital y ofrecer apoyo legal y técnico. Por otro lado, a través de un servicio de contactos por Internet entre empresarios y ángeles.

    En este sentido, la agencia MIN Corp. Está intentando organizar al menos de 10 redes, que aportan entre $500.000 y $1 millón.