LA EVCA SEÑALA LA IMPORTANCIA DEL MATRIMONIO ENTRE ECR Y EMPRESA FAMILIAR.

Según un estudio realizado por la EVCA y la escuela de negocios de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), las entidades de capital riesgo son socio adecuado para garantizar la sucesión de la empresa familiar.

En esta década se prevé que más de un millón y medio de empresas familiares desaparecerán por problemas de sucesión. La muerte o enfermedad del principal gestor de la compañía, las disputas familiares, la falta de sucesor apropiado, problemas de liquidez o la necesidad de capital para crecer, son algunos de los motivos que aconsejan la presencia de las ECR.

Según el estudio, el 31% de las empresas encuestadas no habrían logrado una sucesión satisfactoria sin la mediación de una ECR, el 32% no hubieran podido continuar su actividad como entidad independiente, el 17,7% manifestaron que sin la presencia de estos operadores su negocio se habría desarrollado con mayor lentitud y el 11,5% no dudaron de su desaparición.

Las compañías participantes en el estudio subrayaron que las ECR, además de la aportación de recursos financieros para crecer, son una fuente de nuevas ideas para el negocio, aportan nuevos contactos, ayudan en la selección y desarrollo del equipo directivo o gestionan las relaciones entre el equipo directivo y la familia.

No hay que olvidar que las empresas familiares generan alrededor del 70% del empleo y entre el 55% y el 65% del PIB de los países de la UE.