EL CAPITAL RIESGO SIGUE AVANZANZO CON PASO FIRME EN EL PRIMER SEMESTRE DE 2005.

Según los datos preliminares recogidos por la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI), en colaboración Webcapitalriesgo, el primer semestre de 2005 resultó muy positivo para el desarrollo de esta actividad financiera en España. Destacó especialmente el apartado de la actividad desinversora, que recogió el extraordinario crecimiento del volumen realizado, a precio de coste, y el incremento del número de salidas definitivas contabilizadas.

El volumen invertido durante el primer semestre de 2005 ascendió a 787,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 28,1% con respecto a los 615,2 millones de euros destinados en el mismo periodo de 2004. La actividad inversora fue ligeramente superior en el primer trimestre del año que en el segundo. Sin embargo, en estas cifras no se computan las espectaculares operaciones de adquisición que se están anunciando desde hace meses. Una de ellas, la compra Amadeus, se ha confirmado el mismo 4 de julio, aunque queda por desvelar cómo se estructurará la financiación finalmente y que parte de la compra será financiada con deuda y que parte con capital riesgo.

En número de operaciones se mantuvo en torno a las 230, en un nivel muy similar al registrado en el primer semestre de 2004 (233), aunque sí que se apreció un mayor número de nuevas operaciones. Esta circunstancia corrobora el buen momento que vive el sector.

Las entidades de capital riesgo nacionales, encabezadas por Mercapital, Torreal y Nmas 1, invirtieron casi las dos terceras partes del importe total, frente a los operadores que gestionan fondos paneuropeos. Los papeles se cambiarán cuando finalice el año 2005, teniendo en cuenta que prácticamente la totalidad de las entidades implicadas en los procesos de compra que todavía no están cerrados tienen su centro de operaciones en el extranjero.

Se contabilizaron un total de 18 operaciones por encima de los 10 millones de euros, materializadas en 16 empresas, que representaron el 80% del volumen total invertido. Dos operaciones superaron los 100 millones de euros, sin computarse en estas cifras la deuda aportada por otras instituciones.

Entre las mayores operaciones del periodo sobresalieron el Public to Private llevado a cabo por la firma norteamericana Providence y los fondos asesorados por Mercapital e Investindustrial en Recoletos; y la compra de Mivisa por parte de CVC Capital Partners a PAI Partners y Suala Capital. La operación de Recoletos supone el estreno de Providence en España. También destacó la entrada de Dinamia y Nmás 1 en la cadena de perfumerías Bodybell, la adquisición de Pepe Jeans por parte de Torreal y la participación de 3i en Clínica Baviera.

Según la fase de desarrollo de la empresa participada, se dejó notar el peso del volumen invertido en operaciones apalancadas (55,2%), frente al 27,5% acumulado un año antes. Se prevé que en la segunda mitad de 2005 este porcentaje sea superior. En total se contabilizaron 13 operaciones del tipo LBO/MBO/MBI en 11 empresas, mientras que un año antes se registraron 8 operaciones en 6 empresas.

Los bajos tipos de interés están favoreciendo que las entidades de capital riesgo puedan estructurar las operaciones apalancadas con buenas expectativas de rentabilidad. Por otra parte, los bancos especializados en este tipo de operaciones están asumiendo más riesgos.

El mayor apalancamiento de recursos provocó que el peso del volumen invertido en empresas que se encontraban en expansión se redujese hasta el 34,9%, mientras que un año antes el porcentaje fue del 55,2%. El volumen invertido en empresas en fases semilla y arranque aumentó ligeramente desde el 5,3% hasta el 6,7% en el último año.

Los sectores que acumularon un mayor volumen de inversión fueron Productos de Consumo (Bodybell, Pepe Jeans, Menorquin Yatch), Otros Producción (Mivisa) y Comunicaciones (Recoletos).

Desinversiones

Las salidas experimentaron una evolución sin precedentes, en la primera mitad de 2005 superando el importe desinvertido en todo 2004 (496,9 millones de euros). El volumen desinvertido a precio de coste ascendió a 530,7 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 188% con respecto al mismo periodo del año anterior.

El buen momento que goza el mercado bursátil beneficia el proceso de desinversión de compañías al obtenerse mejores valoraciones de empresas comparables. Esto ha animado a Corporación Dermoestética, compañía participada por GED Iberian Private Equity a plantearse su salida a Bolsa. Si la colocación es exitosa, podría implicar que otras compañías de mediano tamaño probasen fortuna en el parqué.

3i se encuentra en pleno proceso de rotación de su cartera, como demuestran las 18 operaciones de desinversión en 12 empresas llevadas a cabo en el primer semestre de 2005. Entre las compañías desinvertidas se encuentran Netjuice, Tesoft, Sammic, Multiópticas, Pulligan, Pomar, Carbónica Navarra, Contenur y Pepe Jeans.

Entre las operaciones de desinversión más importantes destacaron la venta de la empresa fabricante de envases metálicos Mivisa (PAI y Suala), la empresa de servicios Sufi y la concesionaria de autopistas ENA (Torreal), los grupos hospitalarios Hospiten (Mercapital) e IDC (CVC) y la empresa de transportes Santos (Mercapital).

Otra muestra del grado desarrollo que está alcanzando el sector del capital riesgo en España es el interés que han mostrado algunos fondos extranjeros especializados en la compra de carteras completas o parte de ellas. En el primer semestre, la firma británica Coller Capital adquirió la totalidad de la cartera de Excel Capital Partners, compuesta por las empresas Unitronics, S.A., Real Musical, S.A., Rotographik, S.A., Gas Gas Motos, S.A., Industrias Gráficas Printone, Expert y DMI.

El mecanismo de desinversión que recoge la venta de participadas entre entidades de capital riesgo, operación conocida como secondary buyout, y la venta a terceros acumularon el 32% y el 31% del importe desinvertido, respectivamente. La recompra por parte de accionistas originales ocupó la tercera posición, con el 24%.

Sin embargo, según el número de operaciones de desinversión prevaleció la recompra, sobre la devolución de préstamos y la venta a terceros.

En total se contabilizaron 12 secondary buyouts, frente a los 2 registrados en el primer semestre de 2004, destacando la venta de Mivisa por parte de PAI Partners y Suala Capital a CVC Capital Partners, el traspaso de Pepe Jeans de 3i a Torreal, la venta de Clínica Baviera por parte de Landon a 3i y la venta de la cartera de Excel Partners a Coller Capital. Esta alternativa mejora los plazos de salida de las firmas de capital riesgo y les concede una opción viable que la bolsa española no cubre.

Nuevos recursos captados

En la primera mitad del año se contabilizaron 432 millones de euros, en línea con los 427 millones recaudados en el mismo periodo de 2004. Aproximadamente las dos terceras partes de este importe se correspondieron con las aportaciones de los fondos paneuropeos para sus inversiones.

Entre los operadores nacionales, se produjo el cierre definitivo del nuevo fondo de MCH Private Equity, denominado MCH Iberian Capital Fund II, por importe de 160 millones de euros. Asimismo, GED Capital Development registró en la CNMV su nuevo fondo GED Eastern Fund II, que cuenta con un capital inicial superior a los 50 millones de euros y tiene como objetivo duplicar este importe para invertir en empresas establecidas en países del este de Europa.

Perspectivas para 2005

El segundo semestre de 2005 será espectacular teniendo en cuenta que se decidirán 5 operaciones que han acaparado los titulares de la prensa económica. Se trata, por orden de importancia, de la adquisición de todo o parte del Grupo Auna, compuesto por Amena y Auna Telecomunicaciones, Amadeus, Repsol Butano, Cortefiel y Panrico. El protagonismo de estas operaciones recae, fundamentalmente, en los fondos paneuropeos y americanos.

En un segundo plano quedaría la venta de Panrico, valorada entre 600 y 700 millones de euros, y la de Occidental Hoteles. Para establecer una referencia del momento que vive el sector, la venta de una participación mayoritaria de Panrico podría implicar un desembolso cercano al que supuso la adquisición de Ahold Iberia por parte de los fondos asesorados por Permira. Esta última es todavía la mayor operación registrada en España.

Si las previsiones se cumpliesen podría alcanzarse la barrera de los 3.000 millones de euros invertidos en 2005. En estos momentos, existe mucho dinero para invertir, sobre todo procedente de operadores internacionales que ven el potencial de crecimiento del sector en España; los tipos de interés se encuentran en mínimos históricos; y se ha ampliado el tamaño las empresas susceptibles de ser invertidas.

Sin embargo, las cifras que podrían darse para el conjunto del año 2005 no deben ser consideradas en su totalidad como indicativas de una tendencia. Si bien se espera una actividad regular de adquisiciones en el futuro, no es probable que se repitan, si llega a producirse finalmente, operaciones del tamaño de Auna.

A mediados de septiembre estará disponible en la web el informe semestral completo con el detalle de la actividad, así como una aproximación más cercana de las cifras para el final del año.