EL SECTOR DE CAPITAL RIESGO ACOGE CON SATISFACCIÓN EL PROYECTO DE NUEVA LEY DE CAPITAL RIESGO.

La Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI) se encuentra muy satisfecha del Proyecto de Ley de Capital Riesgo aprobado por el Gobierno en marzo pasado y de las enmiendas al Proyecto presentadas por los grupos políticos. De aprobarse las enmiendas, la nueva Ley resultaría una Ley moderna que posicionaría a España entre los primeros puestos europeos en el ranking de marcos legales favorables para el desarrollo de la industria del capital riesgo.

ASCRI llevaba pidiendo cambios en el marco legal y fiscal del capital riesgo desde hacía más de un año, ya que la Ley de Capital Riesgo de 1999 no permitía un desarrollo pleno del sector, y presentaba serios inconvenientes, entre los cuales se pueden destacar:

  • Una tramitación administrativa lenta y compleja.
  • Unos coeficientes de inversión de difícil cálculo y cumplimiento por parte de los operadores.
  • La no posibilidad de invertir en empresas cotizadas (aunque se quisieran luego excluir de cotización).
  • La no existencia de la figura de fondo de fondos de capital riesgo, lo que dificultaba el acceso al sector de inversores privados e institucionales.
  • Los vehículos españoles eran poco eficientes por lo que la mayoría de los operadores de CR españoles se veía forzados a utilizar vehículos extranjeros, con la pérdida de control sobre los mismos.

El Proyecto de nueva Ley pretende introducir una serie de innovaciones en la regulación de capital riesgo, para flexibilizar y agilizar su funcionamiento en España, ya que el Capital Riesgo es considerado por el Gobierno como medida prioritaria para la dinamización de la economía española.

Las mejoras introducidas en la nueva Ley de Capital Riesgo convertirán a las Sociedades de Capital Riesgo (SCR) y a los Fondos de Capital Riesgo (FCR) en los vehículos idóneos de inversión en España. Entre estas mejoras, podemos destacar como más importantes las siguientes:

  • La simplificación del régimen administrativo.
  • La flexibilización del régimen de inversiones.
  • La creación de la figura de Fondo de Fondos, lo que favorece el acceso de inversores privados e institucionales.
  • La creación de un régimen simplificado para inversores cualificados.
  • La ampliación del ámbito de actuación, que permite la adquisición de empresas cotizadas con el objeto de su exclusión de cotización, y la posibilidad de asesorar empresas no participadas.

Previsiblemente, el Proyecto se discutirá en el Parlamento en septiembre, y será aprobado antes de finales del 2005.

ASCRI quiere agradecer, a lo largo del periodo de gestación de esta nueva Ley, la colaboración, comunicación y excelente disposición que han tenido en todo momento los profesionales de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera, la Dirección General de Tributos, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y los equipos económicos de los distintos grupos políticos, que han sabido comprender la necesidad de apoyar este sector con una ley favorable.