SEGUIMIENTO DE PARTICIPADAS: MEGASOFT COMPUTER TECHNOLOGIES.

La empresa española Megasoft Computer Technologies, participada por la sociedad de capital riesgo especializada en la inversión en empresas con tecnología diferencial Najeti Capital, y Fundación Chile se han aliado para garantizar la seguridad alimentaria mediante un sistema nacional de trazabilidad.

Este sistema, que estará operativo a partir de septiembre, surge para dar respuesta a más de 3.500 empresas chilenas exportadoras de alimentos por un importe superior a 4.200 millones de dólares que deben cumplir las normas de seguridad alimentaria de los mercados destino de EE.UU., Japón y UE.

La solución que propone Megasoft Computer Technologies supone una mejora sustancial en prevención y respuesta ágil antes crisis alimentarias, menores costes para las empresas, reacción más rápida ante cambios regulatorios y estandarización de formatos de información para el intercambio entre los agentes de la cadena de suministro.

La puesta en marcha del proyecto en el mercado chileno supone una inversión de 2 millones de dólares, participando en el mismo la Cámara Nacional de Comercio chilena a través de EAN Chile.

Tras una larga búsqueda a nivel mundial, Fundación Chile seleccionó la tecnología española de CS/Trazabilidad de Megasoft para construir el sistema con las máximas garantías, lo cual supone un gran reconocimiento y un fuerte respaldo a la internacionalización de las soluciones de Megasoft, líderes en el mercado español.

Este sistema será comercializado y explotado por Fundación Chile en América, inicialmente bajo la denominación Traza Chile, y simultáneamente Megasoft continuará su expansión en Europa, Oriente Medio y África explotando esta tecnología bajo su propia denominación comercial.

Megasoft Computer Technologies es una empresa española de soluciones software para la optimización de la cadena de suministro en el sector Gran Consumo.

Por otra parte, Fundación Chile, es la institución tecnológica líder en su país, creada en 1976 por el Gobierno de Chile y la ITT Corporation de Estados Unidos, para promover el desarrollo de empresas y «clusters» que incrementen la productividad de los recursos humanos chilenos.