ESPAÑA A LA COLA EN I+D EN NANOTECNOLOGÍA.

La nanotecnología es la ciencia que estudia todas las actividades científicas y tecnológicas a escala atómica y molecular. La unidad de medida en el nanómetro, que es la milmillonésima parte de un metro. Todos los expertos coinciden en señalar que la nanotecnológica supondrá una nueva revolución industrial y social en un futuro no muy lejano. Las aplicaciones de la nanotecnología son muy variadas y abarcarían campos como la medicina y la salud, la energía, las telecomunicaciones, la industria de la aviación y el automóvil, la seguridad, etc.

Pero como ocurre en toda revolución tecnológica, debe invertirse mucho dinero y durante mucho tiempo para posicionarse como una potencia mundial. Esto es precisamente lo que no está haciendo España, que una según los datos que ofrece la Unión Europea sólo invierte más en I+D que Grecia y Portugal. Los 1,5 millones de euros que se destinan a investigación en España quedan muy lejos de los 250 y 180 millones de euros que invierten Alemania y Francia, respectivamente. Entre los principales países europeos también se encuentran Reino Unido (130 millones), Italia (60 millones) y Países Bajos (50 millones).

El Gobierno español sólo ha financiado 30 proyectos de los 500 presentados a una convocatoria que contaba con un presupuesto de 12 millones de euros. Lo peor de todo es que la ausencia de financiación impide a los equipos científicos competir con equipos extranjeros en igualdad de condiciones para optar a fondos europeos de los programas marco

Un papel muy importante en el desarrollo de esta ciencia lo juega la empresa privada, que ve como los productos españoles pierden competitividad con respecto a los extranjeros que ya incluyen esta tecnología.

El mercado actual de productos que incorporan nanotecnología asciende a 2.500 millones de euros, previendo alcanzar el billón de euros a partir de 2010.