LA CNMV DA EL VISTO BUENO A GREEN ALLIANCE PARA OPERAR.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha otorgado a Green Alliance SGECR, S.A., según informa el portal ecomómico Bolsacinco.

Green Alliance, establecida en Barcelona, cuenta con un fondo que parte con un capital de 120 millones de euros, de los cuales 25 han sido aportados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI). El resto proviene de inversores institucionales y family offices nacionales. El accionariado de la firma está compuesto por SCS Venture Partners, con un 37,5% del capital, así como por Servicios de Soporte al Desarrollo Ambiental (SSDA) y Latent Capacities & Development, ambas con un 20,84%. Oriol Serra preside la compañía y Joaquim Sabater ha sido nombrado consejero delegado.

Su radio de influencia abarca desde la energía eólica, la solar, la termoeléctrica, la fotovoltaica, la biomasa y la biodiesel. La compañía quiere centrarse especialmente en el bioetanol, un combustible verde cuya producción mundial se multiplicó por dos desde 1995 hasta 2005, hasta alcanzar los 44.875 millones de litros. De esta cantidad, España apenas aportó 375 millones.

Green Alliance ya desarrolla proyectos en Burgos y Lleida para instalar una planta de biodiesel en Villahoz y en Pujalt, respectivamente, que tendrán una producción de 25 millones de litros cada una a partir de este año.

La firma pretende beneficiarse de los incentivos concedidos por España y la Unión Europea a las energías renovables. En el caso de los biocombustibles los objetivos marcados apuntan a triplicar su uso desde el 2% de 2005 al 5,75% en 2010.