MUNDO INTERNET 2001.

    La sexta edición del congreso nacional de usuarios de Internet cierra hoy sus puertas después de cuatro intensos días de conferencias, presentaciones y anuncios de novedades en el Palacio de Congresos de Madrid. Mundo Internet se ha convertido en la cita obligada para las principales empresas y profesionales de las telecomunicaciones, informática y tecnologías instaladas en España.

    Si el año pasado las protagonistas fueron las puntocom y la forma de financiarlas, Mundo Internet 2001 ha presentado la creciente preocupación que despiertan las tecnologías y el factor de globalización, como nuevo elemento que puede favorecer un mayor distanciamiento entre el mundo conectado y el desconectado; causa, a la que se sumó el príncipe Felipe. El reto es incorporar a todos los ciudadanos en la sociedad de la información y fomentar la Red como medio como medio para la difusión del conocimiento y la colaboración de los trabajos de investigación.

    Pero aunque la conciencia social haya sido una constante, no pudo desplazar a las tecnologías, verdadera piedra angular del evento. Entre las novedades destacan los nuevos dispositivos móviles, que mezclan las funciones de agenda y las comunicaciones inalámbricas. La tecnología Bluetooth, que permite que los distintos dispositivos se conecten sin necesidad de cables en un diámetro de cien metros y además permiten un nuevo tipo de comunicación de usuario a usuario sin que intervenga un servidor. En cuanto a la tecnología de comunicaciones móviles, se habló de la vilipendiada WAP y de la transitoriedad del GPRS ante la llegada de la tecnología UTMS. También se trató el sistema de telepago, la televisión digital personalizada y las tecnologías de geolocalización.

    El sentir del congreso podría resumirse diciendo que los campos que se han abarcado han sido muy amplios, pero las sesiones, sin las cuales la exposición en sí puede llegar a decepcionar, no han destacado por los grandes ponentes.