EX DIRECTIVOS DEL SCH CREAN IMPULSO DESARROLLO EMPRESARIAL.

Ángel Corcóstegui, junto a otros tres directivos del SCH (Baldomero Falcones, Fernando Gumuzio, Concha Osácar) han iniciado los trámites en la CNMV para crear la sociedad de capital riesgo Impulso Desarrollo Empresarial. El objetivo es aprovechar su experiencia y contactos en el mundo de la banca para invertir en compañías no cotizadas de mediano tamaño.

Corcóstegui pretende crear un grupo industrial, sabedor del gran recorrido que tienen las compañías medianas en España. Las empresas objetivo deberán tener una facturación entre 50 y 100 millones de euros y estar en beneficios. Entre sus sectores predilectos se encuentran el relacionado con la gestión del agua, sistemas de mantenimiento de edificios, energías renovables e ingeniería.

Impulso Desarrollo Empresarial nacerá con un capital de 2 millones de euros.

Desde 2003 la firma ha tomado participaciones en cuatro compañías, aunque no bajo el régimen de entidades de capital riesgo; Unísono, compañía de márketing telefónico; la ingeniería eléctrica Tessag Ibérica y; la empresa productora de masas de pan, Palpan; Aismalibar, compañía de laminados para construcción.