EL TAMAÑO SÍ IMPORTA EN INTERNET.

    Ganar dimensión se está convirtiendo para las empresas de la nueva economía en pasaporte para la supervivencia. El valor de las operaciones que tuvieron lugar desde el 31 de agosto de 2000 se eleva, en el nicho de empresas tecnológicas a 100.000 millones de dólares. Las compras y fusiones en high-tech crecieron un 211% respecto al año anterior, las telecomunicaciones un 102% y el entretenimiento un 139%. En claro contraste, las transacciones en los servicios financieros crecieron tan solo un 10% mientras que el sector energético cayó un 25%. La banca y telecomunicaciones dominan entre los compradores, siendo los negocios en la red los más comprados.

    La compra de Lycos por Terra por 13.673 millones de euros (2,2 billones de pesetas) supuso la mayor jugada del año, convirténdose en el tercer portal mundial de Internet tras AOL y Yahoo.

    La amortización de costes fijos en el actual momento de consolidación del sector es una de las razones que justifican este tipo de operaciones. La limpieza del mercado continuará teniendo en cuenta la complicación de salir a bolsa y las dificultades para obtener financiación vía capital riesgo.

    España, sexto inversor mundial y primero en América Latina, continuará creciendo en estas operaciones a un fuerte ritmo, ya que la reducida dimensión de las empresas las hace imprescindibles para adquirir ventajas competitivas y generar valor en unos mercados cada vez más globales y abiertos.