LA CNMV APRUEBA LA OPA DE CVC SOBRE CORTEFIEL.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dado el visto bueno al folleto explicativo de la OPA lanzada por CVC Capital Partners por el 100% del grupo textil Cortefiel. A partir de la publicación de las condiciones de la oferta, los accionistas de la firma tendrán 45 días para aceptar la oferta de 17,9 euros por título.

Otros potenciales compradores de Cortefiel, como Permira, PAI Partners o Inditex, dispondrían de 10 días tras la publicación de la oferta para presentar una contraopa. Como consecuencia del acuerdo alcanzado por CVC con el 55,74% del capital perteneciente a las familias Hinojosa, García Quirós y Gómez Sanz, el precio mínimo de una contraoferta debe ser de 19,33 euros.

CVC se reserva la opción de dar entrada al capital de Apparel Industries2 Sàrl, empresa que gestionará el grupo textil, otros socios financieros que podrían acumular en total un máximo del 49% del capital. Citigroup ya suena como uno de los posibles socios de CVC.

En el folleto de la opa se explica que hay un 8% del capital que estaría reservado al equipo directivo. Por el momento, el actual director general, Anselm van den Auwelant, y el director financiero, Marcos Gómez, tomarían participaciones del 1,5% y del 0,5%, respectivamente.

Los 1.400 millones de euros que deberán ser pagados si acepta la OPA el 100% del accionariado, serían financiados con fondos propios por valor de 661 millones y deuda bancaria por importe de 781 millones. CVC ya cuenta con un aval bancario proporcionado por Société Génerale por el monto total, que además pondría a disposición del equipo directivo un crédito sindicado de 100 millones de euros para financiar el plan de expansión de la compañía.

Cortefiel continuará creciendo con la apertura de nuevos establecimientos que exploten sus marcas actuales y el desarrollo de nuevos conceptos y marcas que le den acceso a nuevos mercados. CVC podría vender tiendas en propiedad, almacenes, fábricas y otros activos y permanecer en ellos en régimen de alquiler (sale and lease back) para pagar deuda. Esto ya lo hizo Permira con algunos establecimientos del grupo Ahold.