11/07/2011
Nota de prensa

LOS FONDOS INTERNACIONALES SIGUEN IMPULSANDO LA ACTIVIDAD CON EL APOYO DE LOS NACIONALES EN 2011S1.

El primer semestre de 2011 recibió tres operaciones de gran tamaño lideradas por fondos internacionales, Capio, Swissport y Mivisa, a las que podría sumarse la compra de Opodo (pinchar enlaces para ver detalle de las operaciones), que impulsaron el volumen de inversión hasta €1.940,2 millones. Esta es la cifra más alta jamás registrada a mitad de año y un 66% superior al importe destinado a mediados de 2010. De este modo, continúa el protagonismo adquirido por los fondos internacionales en 2010, con un peso del 66% en el conjunto de la inversión, en línea con el 67% registrado el pasado año (la inversión total fue €3.491 millones), según los datos recopilados por ASCRI/Webcapitalriesgo.com.

Otras operaciones destacables del periodo fueron Panasa, Europastry, Rymsa y Teltronic, Flex o Ambuibérica, entre otras, que fueron acometidas con fondos nacionales. Uno de los aspectos más destacables del primer semestre es la mayor actividad ejercida por los operadores nacionales en transacciones de middle market, u operaciones entre 10 y 100 millones de euros sin incluir deuda bancaria. Éstos promovieron 17 operaciones de middle market (de las 20 totales), muy por encima de las 5 acometidas a mediados de 2010 (de las 14 totales) e, incluso, de las 15 registradas en todo el año anterior.

Capio, Swissport y Mivisa superaron los €100 millones de inversión, el mismo número de operaciones que las registradas a mediados de 2010. En el extremo opuesto, tres de cada cuatro operaciones supusieron desembolsos hasta el millón de euros.

El número de operaciones creció un 10% hasta 434 operaciones, frente a las 394 registradas a mediados de 2010. 266 de ellas se clasificaron como nuevas operaciones, lo que supone un incremento del 19% con respecto a las contabilizadas hace un año. El importe medio de las nuevas operaciones se duplicó hasta €6,7 millones en el último año.

Según la fase de desarrollo de la empresa participada, el tamaño de las mencionadas operaciones en Capio y Swissport y Mivisa, principalmente, propició que la categoría de buyouts acumulase el 70% del volumen invertido, un 25% recayó en operaciones de expansión y un 2,3% fue a parar a empresas en etapas de desarrollo semilla y arranque (venture capital). Atendiendo al número de operaciones, el 63% se catalogaron como expansión, mientras que algo menos de un tercio recayó en operaciones de venture capital. Se registraron 18 buyouts, que pese a ser un número pequeño, más que duplican los 7 realizados a mediados de 2010. Menor peso todavía tuvo otro tipo de transaciones, como las de sustitución, turnaround y otras, que junto a los buyouts, se encuadran en la categoría de private equity.

De la clasificación sectorial puede extraerse que las categorías que recibieron un mayor volumen inversión fueron Otros Servicios (24,5%), Medicina/Salud (24,3%), y Productos y Servicios Industriales (17,3%), mientras que según el número de operaciones sobresalieron Informática (32,5%), Biotecnología/Ing. Genética (12,4%) y Productos y Servicios Industriales (10,8%). 

El importe de las desinversiones, a precio de coste, ascendió a €888 millones, lo que supone un crecimiento del 117% con respecto al importe registrado a mediados del año pasado. Destacaron las desinversiones llevadas a cabo en Genesa, Guascor, Jimmy Choo, Mapfre Quavitae o Restauravia, vendidas a inversores industriales; Mivisa, Guzmán o Softonic, vendidas a otras entidades de capital riesgo; o Dinosol, en la que Permira negoció la cesión del control por parte de la banca acreedora, con la consiguiente reducción de deuda y habiendo recuperado la mayor parte de la inversión. 

El capítulo más flojo y que más dudas genera entre los profesionales del sector es la captación de nuevos fondos. El volumen atraído se estimó en €1.502 millones, lo que supone un aumento del 24% con respecto al primer semestre de 2010. De este considerable volumen, el 86% estuvo relacionado con las aportaciones de fondos internacionales para sus inversiones en España.

Entre los fondos nacionales no hubo ningún nuevo vehículo destacable. Sí cabe mencionar las aportaciones en los nuevos fondos gestionados por Diana y Nauta, este último cerrado definitivamente en €105 millones. También debe incluirse asignaciones de fondos públicos como CDTI, Enisa, Cofides y la aparición de pequeños fondos de venture capital como Fitalent o VitaminaK. De cara al segundo semestre se espera la puesta en marcha de varios fondos como Innvierte (que gestionará CDTI), Jessica Andalucía (AC Infraestructuras) o Tagua Capital, aunque habrá que esperar cómo influyen la evolución de la economía y los mercados.

Perspectivas 2011 

De cara al cierre de año, las perspectivas son muy positivas, tras lo registrado en el primer semestre, para superar de nuevo los 3.000 millones de inversión. Pero no debe olvidarse que en 2010 se superaron los 3.400 millones en parte por una operacion de gran tamaño. Sin embargo, independientemente del volumen que se alcance, se aprecia un incremento en la actividad inversora y desinversora, que ayuda a sentar unas bases más sólidas de cara al próximo ciclo de crecimiento. Además de las inversiones en pequeñas empresas, ayudarán en este cometido operaciones como Saba infraestructuras o Clece, entre otras, que todavía están pendientes de cerrarse definitivamente.