PLAN NACIONAL DE BIOTECNOLOGÍA.

La feria internacional Mundo Biotech 2003, celebrada en Madrid los días 11 y 12 de junio, fue el marco elegido por el Gobierno para presentar los objetivos del Plan Nacional de Biotecnología, que estará incluido en el Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2004-2007.

El nuevo Plan Nacional de Biotecnología, que se encuentra en fase de elaboración, considera prioritario aunar los recursos de la investigación pública y privada con el objetivo de transferir los resultados al mundo empresarial. Para ello, se han de poner los medios para la creación y sostenimiento de bioempresas de tipo spin-off (proyectos empresariales surgidos en el seno de las universidades) y start-up. En el Plan se concederá gran importancia a la tecnología para aplicaciones relacionadas con la genómica.

En términos del Producto Interior Bruto (PIB), se pretende destinar el 1,4% de este macroindicador a la investigación en 2007, frente al 1% que se viene destinando en los últimos años.

Según un estudio realizado por Ernst & Young, la industria biotecnológica europea ha pisado el freno en 2002. Así, la facturación del sector ha descendido un 2% hasta los 12.861 millones de euros desde los 13.130 millones de euros alcanzados en 2001.Otros indicadores que han sufrido un retroceso fueron el nivel de pérdidas y el empleo, que se redujeron un 174% y un 6%, respectivamente. También se ha dejado sentir el menor número de fusiones y adquisiciones, 29 en 2002, mientras que en 2001 se registraron 55 operaciones. Asimismo, se resintió la valoración de las compañías biotecnológicas europeas, que cayó desde los 45.000 millones de euros de 2001 hasta los 22.000 millones de euros de 2002.

La inversión de la industria del capital riesgo hacia empresas biotecnológicas en 2002 se cifró en 1.100 millones de euros.

En este marco, España alcanzó, por primera vez en los últimos 5 años, la mayor puntuación en el grado de optimismo de la industria.