LA DEBILIDAD DE VIVENDI ATRAE AL CAPITAL RIESGO.

    La deuda de 19.000 millones de euros que soporta Vivendi Universal ha conducido a esta compañía a desprenderse de algunas de sus filiales para obtener algo de liquidez y evitar su desaparición. Esta necesidad ha despertado el interés de diversas entidades de capital riesgo por hacerse con el negocio editorial de Vivendi.

    Según fuentes cercanas a Vivendi, se han formado al menos tres consorcios que presentarán sus ofertas por el negocio editorial de Vivendi el próximo 25 de septiembre. El primero de ellos está compuesto por los fondos de private equity Tommy Lee y Blackstone, el grupo británico Apax y el socio francés Paribas. El segundo consorcio lo componen el grupo americano Carlyle y el francés Eurazeo. Parece ser que las ofertas de ambos consorcios se situarían por encima de los 3.000 millones de euros.
 
    Una tercera oferta provendría de otro consorcio formado por las entidades británicas CVC Capital y Charterhouse Development, a los que habría de unirse un socio francés.