LA GENÓMICA PUEDE REDUCIR EL COSTE EN I+D UN TERCIO.
 
    Según un estudio realizado por Boston Consulting Group (BCG), la aplicación de nuevas tecnologías relacionadas con la genómica y la genética para la Investigación y Desarrollo de medicamentos, acompañada de una adecuada gestión empresarial, podría reducir en un tercio el coste necesario desde que se descubre una molécula hasta que el medicamento se acaba comercializando. Si hablamos en términos cuantitativos, el ahorro que se conseguiría al aplicar la genómica en el proceso anterior pasaría de los 800 millones de dólares y quince años de duración a los 527 millones de dólares.

    El estudio concluye, asimismo, que la aplicación de la genómica en la identificación e investigación de genes relacionados con enfermedades concretas (genética de la enfermedad), y la respuesta de los pacientes a los medicamentos a través del análisis de las variaciones genéticas en su ADN, podría suponer un ahorro cercano a los 500 millones de dólares y una reducción de hasta 2 años en el desarrollo de cada nuevo producto.

    El proceso de toma de decisiones a la hora de abandonar el desarrollo de un compuesto, también se constituye como elemento esencial para reducir costes. Así, el 75% del gasto en el desarrollo de un medicamento se puede atribuir a iniciativas fallidas a lo largo del proceso. De este modo, si se eliminara uno de cada diez fármacos en fase temprana de desarrollo, podría reducirse el coste de un nuevo medicamento a 200 millones de dólares de media.