LA FAMILIA COSMEN TRANSFORMA SU SOCIEDAD PATRIMONIAL EN SCR.

Según informa el diario económico Cinco Días, la familia Cosmen quiere potenciar su presencia en las sociedades de capital riesgo. El grupo asturiano, titular entre otras participaciones de algo más de 11% del capital de National Express, uno de los referentes mundiales en el transporte de viajeros por carretera, va a convertir a su patrimonial CMC XXI en una sociedad de capital riesgo de régimen simplificado para tomar posiciones en empresas e, incluso, en otras firmas de capital riesgo. Hasta ahora sus inversiones se han canalizado a través de diferentes sociedades patrimoniales. La CNMV deberá resolver la autorización en un mes y, en ausencia de resolución, la solicitud se considerará estimada. Por último, las ECR de régimen simplificado no están obligadas a publicar la memoria anual.

Una de la operaciones que dio músculo a CMC XXI, la patrimonial de la familia Cosmen, fue la venta del 90% del capital de Alsa al grupo británico National Express en octubre de 2005. La desinversión le supuso al grupo asturiano ingresar en metálico 217 millones en una operación evaluada globalmente en más de 600 millones de euros. Fuera del acuerdo quedó la filial de China donde el grupo Alsa opera varias líneas de transporte de viajeros por carretera desde hace cerca de 20 años.

Los importantes ingresos conseguidos por el grupo Cosmen con esta venta le han permitido diversificar sus inversiones. Así adquirió hace poco más de dos meses el 10% del grupo Temper, compañía dedicada a la fabricación de componentes y aparatos para la instalación eléctrica y la automatización industrial. Anteriormente, y junto a un grupo de empresarios asturianos, constituyó Prince Capital Partners para tomar posiciones en empresas. También se ha aliado con Antonio Catalán en el proyecto Spanish Wine para vender vino fuera de España.