TENDENCIAS DEL MERCADO DE BUY OUT EN EUROPA.

Europa ha sido testigo de la reducción del número de operaciones de buy out en los últimos años, pasando de las casi 600 transacciones en 1998 hasta las algo más de 350 registradas en 2002. Además, el tamaño medio de la operación aumentó considerablemente en este período debido a la realización de menos operaciones de hasta 5 millones de euros y el incremento de las comprendidas entre 50 y 250 millones de euros.

Entre las causas que han provocado el descenso del número de operaciones podría citarse la ralentización de la economía europea, en general, y de la industria de private equity, en particular. También se ha observado un mayor conservadurismo en la financiación de las compras, aumentando el peso de los recursos propios en 15 puntos porcentuales, hasta el 45%, y disminuyendo del 65% al 35% la porción de deuda bancaria o senior. Este diferencial de recursos ajenos ha sido cubierta con quasi capital (mezanine y deuda junior), financiación más cara que la deuda bancaria.

Por tanto, en este marco gozan de mayores posibilidades de obtener financiación aquellas operaciones de al menos 10 millones de euros que utilicen como máximo un tercio de deuda bancaria y otorguen al banco una mayor capacidad de control, en términos de un mayor flujo información y cláusulas contractuales beneficiosas.

Noticia basada en la columna firmada por Pablo Marín (Closa M&A Advisors) en la edición de Cinco Días del 17-12-2003.