15/10/2009 

CAPCORP CONCLUYE CON PREVISIONES OPTIMISTAS PARA 2010.

Finalizó CapCorp 2009, evento que reúne asesores e inversores de fusiones y adquisiciones y capital riesgo y sirve para pulsar sentimientos y perspectivas de futuro. El congreso cumple su décimo aniversario.

En la primera jornada, predominó un mensaje dubitativo sobre la situación por la que atraviesa el sector; la sensación de que en 2009 se tocará fondo; la vuelta a los orígenes (back to basics); o las duras condiciones financieras de las operaciones actuales marcadas por los bancos, que elevan los costes financieros y reducen considerable el volumen de deuda. La parte más positiva del mensaje se encuentra en la esperada recuperación en 2010 y la aparición de grandes oportunidades por las dificultades económicas que están atravesando muchas empresas. Éstas pueden presentarse en operaciones de Build ups desde empresas del portfolio, capital expansión o LBOs más razonables. También algún operador considera que el próximo año se reactivará la captación de fondos.

“Se ha incrementado muchísimo, como nunca, el seguimiento de participadas”, comentaba Federico Pastor, consejero delegado de Dinamia. Tras hacerse parado la rueda, ahora las operaciones se basan en la actividad operacional de las compañías y no de la obtención de plusvalías derivada de la venta a los 4 años, sin apenas amortizar capital.

Las coinversiones se postulan como una alternativa a tener en cuenta en estos tiempos convulsos. Para Jaime Enrique Hugas, Principal de Palamon Capital, “esta opción es especialmente productiva si te acompaña un inversor estratégico”.

Por el momento, parece que los industriales no están dando tanta guerra a las firmas de capital riesgo como se esperaba. También tienen sus propios problemas. Muchos de ellos están a la expectativa de lo que ocurra en 2009.

En el apartado de las desinversiones, que se encuentran en niveles mínimos, se transmitió el alejamiento que todavía existe entre las aspiraciones compradores y vendedores. En la actual coyuntura, existen estructuras para facilitar la venta, como el vendor loan, aplazamientos de pagos o la cohabitación con inversores financieros. Los procesos de venta organizados, que suponían una fiesta para vendedores y asesores, han desaparecido. Ahora los procesos son mucho más largos y se negocian uno a uno. El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) todavía es una expectativa, a pesar del buen estreno de Zinkia. El private equity no puede vender la expectativa de rentabilidad de hace dos años, pero tiene que ser capaz de seguir ofreciendo a los LPs buenos retornos, o buscarán otros activos.

Ya en la segunda jornada Ignacio Sarría, socio de Arcano, recordó que ha habido operaciones de private equity donde el 100% de la financiación era equity y se obtuvieron rentabilidades del 30%. Sin embargo, la atención mediática se ha centrado en operaciones sobreapalancadas. En los últimos 18 meses el capital riesgo ha tenido muy mala prensa, indicó el ejecutivo.

Enrique Quemada, consejero delegado de One to One, indicó que ahora es un buen momento para que el empresario ponga a su empresa a la venta, porque “todavía tiene una historia bonita que contar”, con ventas y beneficios positivos de los dos últimos años. Pero dentro de dos años la película puede ser bien distinta, con resultados decepcionantes en 2009 y 2010. Con todo, el empresario va a tener que poner de su parte en la venta, “ayudar”, para maximizar el precio, mediante vendor loans o aplazamientos de pagos. Quemada dividió España en empresarios o empresas que está muy endeudado (50%) y los que no tienen deuda (50%). Los segundo se comerán a los primeros o se quedarán con su cuota de mercado. Va a venir un proceso de concentración de empresas en España, en el que el capital riesgo puede seguir teniendo un papel protagonista.

La tradicional mesa de Venture capital, moderada por Christian Fernández (bcnHighgrowth), contó con la participación de Javier Ulecia (Bullnet) Francisco Velazquez (Axón), Patrick Raibaut (Debaeque). Al plantear qué es lo que le falta al venture español de cara a la próxima década, Raibaut cree que sería bueno que hubiera alguna historia de verdadero éxito mundial, tipo Google, así como una mejora del marco fiscal para que sector privado se implique más. Ulecia considera que sería más probable y efectivo que hubiera muchas pequeñas historias de éxito, como la protagonizada por Bullnet con la venta de Netspira a Ericcson.

Raibaut y Velázquez echan en falta fondos locales de mayor tamaño para apoyar a las tecnológicas en segundas o terceras rondas, aunque Ulecia piensa que ese gap pueden cubrilo perfectamente los fondos internacionales.

Raibaut considera que ha mejorado la cantidad y calidad de las empresas, con proyectos mejor construidos y equipos más completos. Para Ulecia y Velázquez la calidad se ha mantenido en los últimos años, aunque sí se aprecia algo de mejora en la configuración de equipos.

Entre los sectores a destacar estaría el el software, internet media, electrónica y tecnologías de la información. La tendencia a seguir debería ser producto-producto y menos servicio-servicio.

En cuanto a las desinversiones, la problemática se centra en la falta de opciones de salida, aunque se está mejorando. En este sentido, se espera que el año que viene sea bueno y el siguiente mejor.