EL VENTURE PHILANTHROPY O CAPITAL RIESGO FILANTRÓPICO LLEGA A ESPAÑA.

Hace unos tres años se originó en EE.UU un movimiento dirigido a aplicar las mejores prácticas de gestión de la actividad del capital riesgo al beneficio social. Así nació el concepto Venture Philanthropy (VP)o capital riesgo filantrópico. En norteamérica existen varios fondos de estas características, como Social Capital Partners, New Profit, Echoing Green, Social Venture Partners, etc. que se dedican a invertir en 4 o 5 asociaciones sin ánimo de lucro u ONGs, garantizando, además de recursos financieros, una gestión profesionalizada durante un período de tiempo.

El inversor ofrece su capacidad gestora, márketing, redes de contactos y obtiene a cambio rentabilidad social, nunca económica. Los fondos pueden imponer un conjunto de criterios a las ONG participadas con el fin de garantizar un plan de negocio sostenible a medio-largo plazo, u obligarles a que tengan más de una función social.

En Europa también existen iniciativas de este tipo, principalmente, en el Reino Unido (Impetus Trust, New Philanthrpy y Venturesome); en Italia (Fondazione Oltre); en Francia (Phitrust); en Irlanda (One Foundation); y en el conjunto de Europa (NESsT).

En España, se produjo un primer encuentro la semana pasada al que asistieron banco Santander; las entidades de capital riesgo Corpfin Capital y Altamar Capital; las firmas de banca de inversión JP Morgan, Goldman Sach y Atlas Capital; el bufete SJ Berwin; y las entidades Monitor Group, Fundación Empresa y Fundación Ashoka.

D. Eduardo Brunet, promotor de la iniciativa VP en España, espera que para otoño se cree un primer fondo de estas características en nuestro país. Estos fondos cuentan con recursos entre tres y cuatro millones de euros para invertir.