INVERALIA PARTICIPA EN LA CADENA DE GUARDERÍAS CHIQUI TIN.

   La sociedad de capital riesgo Inveralia, propiedad de los antiguos accionistas de Larios, ha decidido atender la demanda de escuelas infantiles a través de Chiqui Tin, cadena de guarderías que desarrollará bajo el modelo de franquicia.

   La nueva enseña, ya tiene abierto un establecimiento piloto en Córdoba y está negociando la apertura de otros cuatro locales.

   En un primer momento, Chiqui Tin dependerá de Chiqui Park, centro de ocio infantil del que Inveralia posee el 100% del capital, hasta que la primera cuente con entidad suficiente para desligarse de la segunda.

   Todas las guarderías acogerán a niños de entre uno y cuatro años, estarán ubicadas en locales con más de 500 metros cuadrados de superficie y cumplirán rigurosamente la normativa de la nueva ley de escuelas infantiles, que deberá entrar en vigor en 2004.

   Chiqui Tin baraja la posibilidad de crear un servicio especial para las empresas, a través de una fórmula mediante la que el local lo pondría la empresa, mientras que la gestión correría a cargo de Chiqui Tin.

   Chiqui Tin cuenta con más de medio centenar de establecimientos, y para los próximos cinco años tiene previsto la apertura de 100 más, de los que el 25% serán propios, y el resto, franquiciados. La facturación de la empresa en 2001 alcanzó los 10,13 millones de euros, previendo aumentar esta cifra un 25% en el presente año.