LA MORTALIDAD DE LA START-UPS ESTABLECIDAS EN EUROPA SUPERA EL 15%.

   Según un informe elaborado por VentureOne, algo más de un 15% de las start-ups establecidas en Europa que obtuvieron financiación del capital riesgo entre 1999 y septiembre de 2002 han desaparecido. Esto representa una pérdida de 4.700 millones de euros sobre los 30.000 millones que fueron comprometidos en los últimos 4 años.

   Esta situación podría incluso agravarse en los próximos semestres, especialmente en aquellas empresas englobadas en sectores relacionados con Internet, Telecomunicaciones y los servicios a empresas, ya que, únicamente el 8% de las compañías participadas tienen alguna vía de desinversión identificada.

   Las compañías relacionadas con el sector de la salud continúan siendo las más atractivas a la hora de recibir financiación y gozarán de prioridad por los inversores en segundas y sucesivas rondas, por delante de empresas pertenecientes a otros sectores.

   Diferenciando por países, Francia es el país con el menor índice de mortalidad de sus start-ups, mientras que en Alemania, el 23% de las empresas participadas por el capital riesgo en los 4 últimos años están fuera de juego.