ICG ABRE UNA OFICINA EN MADRID.

El grupo británico especializado en financiación de entresuelo, o mezzanine, Intermediate Capital Group (ICG) ha abierto una oficina en Madrid desde la que pretende efectuar varias operaciones en 2004. ICG se fija un objetivo de inversión de hasta 60 millones de euros por operación, en compañías que contemplen la sustitución de deuda bancaria por financiación mezzanine.

Este tipo de financiación se encuentra a medio camino entre el capital y la financiación bancaria. Se estructura a largo plazo, subordinándose a otros tipos de deuda y con algún derecho de opciones sobre acciones. Asimismo, la financiación mezzanine otorga el derecho de asistencia a los consejos de administración, aunque sin derecho a voto.

El pasado año, ICG aportó 75 millones de euros a la compañía española de juego Codere, en la que también participa el inversor paneuropeo Monitor Clipper Partners.

ICG tiene presencia en el Reino Unido, Francia, Escandinavia, Alemania, Benelux, Suiza y Hong Kong.