18/07/2012
Nota de prensa

ESPIGA CAPITAL VENDE INDUSTRIAL VETERINARIA AL GRUPO ALEMÁN ANIMEDICA.

La entidad de capital riesgo (private equity) Espiga Capital y el resto de accionistas han vendido al grupo alemán Animedica Group la la totalidad de las acciones de Industrial Veterinaria S.A.(“Invesa”). La operación, cuyo importe no fue revelado, tiene efecto desde el 11 de julio de 2012. 

La nueva compañía tendrá un fuerte enfoque en productos para animales de producción y en determinados mercados se potenciará el apoyo de los veterinarios con productos para animales de compañía y caballos.

En palabras de los directores generales de Invesa, Robert Saborit, y de Animedica, Armin Thur, “ambas compañías unidas dispondrán de una fuerte organización en desarrollo de productos, fabricación y venta, no sólo en mercados donde cuentan con filiales propias sino también en mercados de exportación. Dado que sólo existe un pequeño solapamiento entre los dos negocios, las dos compañías tienen muy buen encaje, y el equipo directivo podrá concentrarse en el negocio en vez de en las habituales acciones de integración de compañías”.

Espiga Capital es una sociedad de capital riesgo que invierte en pequeñas y medianas compañías con una rentabilidad histórica demostrada y un plan de crecimiento definido. Espiga gestiona fondos por importe conjunto de unos €150 millones y desde su constitución ha invertido en 18 compañías y desinvertido de 12. 

Animedica Group es una compañía alemana con fuerte presencia en dicho país y ventas por toda Europa, Oriente Próximo y Norte de África, a través de filiales propias y socios distribuidores. El grupo emplea cerca de 170 personas y en los últimos años ha llevado a cabo un proceso de fuerte expansión mediante el registro de diversos productos genéricos en los mercados de la Unión Europea.
 
Invesa, con sede principal en Barcelona, tiene aproximadamente 200 empleados y vende sus productos en más de 80 países a través de filiales propias y socios de exportación. La compañía ha experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años, especialmente con base en un enfoque en mercados exteriores y, en especial, fuera de Europa. 

La operación contó con el asesoramiento por la parte vendedora, de DC Advisory (financiero) y Ashurst (legal); y por la parte compradora de Deloitte (due diligence financiero y fiscal) y Skadden y Uría Menéndez (legal).