20/01/2009

AJUSTE DE DIRECTIVOS Y DE PERSONAL EN ONO.

La operadora de cable ONO se adjudicó Auna TLC con la intervención de los fondos de capital riesgo JP Morgan Partners, Providence Equity Partners, Quadrangle Group LLC y Thomas H. Lee Partners en 2005, convirtiéndose en una de las mayores operaciones del private equity en España. Dicha sociedad que englobaba los activos de telefonía fija y cable de Auna Operadores de Telecomunicaciones SA, fue adquirida por 2.250 millones de euros.

Los desacuerdos entre los accionistas originales de ONO y los inversores de capital riesgo llevaron al cambio de la presidencia en noviembre de 2008. Eugenio Galdón fue sustituido por José María Castellano. A este cambio hay que añadir ahora la anunciada sustitución del consejero delegado, Richard Alden, que llevaba 11 años vinculado con la empresa.

En relación con la plantilla, el Ministerio de Trabajo aprobó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 998 trabajadores (un 23% de la plantilla). El coste del expediente se estima en unos 27 millones de euros, que serán imputados a los resultados del cuarto trimestre de 2008, momento de solicitud del expediente. El objetivo es recortar drásticamente los costes y las inversiones en despliegue de redes en nuevas zonas, de forma que, aunque se reduzcan ligeramente los ingresos, mejoren la generación de caja y los beneficios.

Dentro del proceso de reestructuración, se crea una nueva dirección general que será encabezada por Martin Stewart, ex director financiero de BSkyB (empresa de televisión de pago del Reino Unido).

El ajuste de personal implicará que la empresa cierre con pérdidas el año 2008, al quedar superar su coste el beneficio acumulado de los 9 primeros meses del año. Sin embargo, las pérdidas serán muy inferiores a los 198 millones de 2007 y a los 39 millones de 2006.