SUMA CAPITAL SE PRESENTA COMO NUEVA GESTORA.

Privat Bank, la entidad barcelonesa especializada en gestión de patrimonios ultima la constitución de una gestora de capital riesgo y una sociedad inversora especializada en empresas no cotizadas que operen en diferentes sectores. La firma espera el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La gestora de entidades de capital riesgo, denominada Suma Capital, arrancará con 300.000 euros y está participada por el grupo bancario y por los ejecutivos Angels Roqueta y Oriol Rosés. Ambos estaban al frente de Inverpyme, la sociedad de capital riesgo ligada a Bankpyme, hasta el pasado diciembre. En esta nueva andadura Roqueta es la directora general de Suma y Rosés ocupa el cargo de director de inversiones.

El primer instrumento inversor que gestionará Suma está también en la recta final de su lanzamiento. Se trata de una sociedad de capital riesgo (SCR) de régimen simplificado acogida a la nueva ley de capital riesgo y que está participada por clientes del banco. La entidad partirá con unos recursos de 20 millones de euros, que ya casi están suscritos por unos veinte empresarios.

La horquilla inversora estará entre un millón y medio y dos millones de euros por operación, a los que pueden sumarse recursos bancarios y, a menudo, coinvertir con otros fondos o sociedades. Se estudiarán operaciones de crecimiento vía adquisiciones, que impliquen resolver un problema de sucesión. En ocasiones se realizarán operaciones MBO, que conllevan la compra de una empresa por sus ejecutivos.

A este primer vehículo inversor le seguirán otros, siempre con unos recursos de entre 20 millones y 30 millones de euros, y también se contempla la posibilidad del lanzamiento de un fondo de fondos.

Privat Bank, controlado casi en un 90% por el grupo financiero belga Degroof, seguirá los pasos de Riva y García o Nmás1 que tienen sus propias divisiones de Private Equity desde hace varios años.