20/03/2009

SODENA CUMPLE UN CUARTO DE SIGLO CREANDO VALOR.

La Sociedad para el Desarrollo de Navarra (SODENA) cumple 25 años de vida desde su creación en 1984. En declaraciones a Diario de Noticias, José María Aracama, director general de la empresa desde hace ya ocho años comenta la evolución de la firma de capital riesgo pública. 

Entre 1984 y 1989, Sodena ejerció como tractor para la llegada de unas 47 empresas de las que 27 eran multinacionales, como Volkswagen, BSH o TRW . Eran años de viajes a Alemania, a Estados Unidos y también a comunidades más cercanas, como Cataluña o la Comunidad Autómoma Vasca, en busca de empresarios con la iniciativa suficiente para generar empleo en un territorio sediento de empresas y que ofrecía unos costes laborales atractivos para numerosos inversores. Estas y otras medidas impulsó a una industria casi de muerte a primeros de los ochenta, a una generadora del 30% de peso en el PIB y generando el empleo mejor remunerado.

1994 es un año clave en la historia de Sodena, al tomar una participación en Gamesa Eólica, fabricante de aerogeneradores para molinos de viento. La compañía contaba con un capital social de 320 millones de pesetas (1,9 millones de euros), de los que Sodena aportó apenas 29 (menos de 180.000 euros), el 9%. Gamesa, como socio mayoritario industrial, aportaba el 51% de la sociedad y Vestas, empresa danesa líder mundial en la fabricación de aerogeneradores, el 40% restante. El resto vino con el desarrollo de la energía eólica y Sodena salió de Gamesa a finales de 2001, con unas plusvalías de más de 65 millones de euros.

La presencia de Sodena en el mercado de las renovables, recurriendo muchas veces al capital riesgo, no se limitó a Gamesa. A finales de los años 90 creció de la mano de EHN, responsable de la instalación de los principales parques eólicos de Navarra. Su venta a Acciona en 2005 generó 340 millones de euros en plusvalías 

Otras inversiones productivas de los años 90 son Laboratorios Cinfa, convertido ahora en líder en la generación de genéricos; Gas Navarra, que facilitó la gasificación casi absoluta de una comunidad de escasa densidad poblacional; o Vega Mayor, referencia de la cuarta gama del sector agroalimentario. 

 A partir de 2001 la orientación de Sodena cambia, la labor de captar empresas pasa a un segundo plano, aunque no se abandona, dice Aracama, y se da prioridad a la Biotecnología, sector energético, medio ambiente, salud y agroalimentación, sin olvidar la importancia de anclar un sector tan importante como la automoción. Además, se fomenta el desarrollo de dos áreas de conocimiento como las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y la nanotecnología, con la promoción del fondo de capital riesgo Fidena.

Aracama destaca que en estos 25 años Sodena siempre ha generado más de lo que ha recibido. Los socios (Gobierno de Navarra y Caja Navarra) han puesto 18,2 millones de euros desde 1984 y estos socios se han llevado dividendos por valor 263 millones de euros. A esto hay que añadir los 314 millones invertidos actualmente en más de 40 empresas participada. Las renovables se han convertido en un sector que da empleo a 5.000 personas.

SODENA pertenece en un 97,66% de Gobierno de Navarra-Nafinco y en un 2,44% de Corporación Caja Navarra.