EL CORREO BASURA INTERESA AL CAPITAL RIESGO ESTADOUNIDENSE.

La avalancha de e-mails no deseados, conocidos como mensajes spam, que inunda nuestras cuentas de correo electrónico diariamente, han originado un mercado interesante para los inversores de capital riesgo en EE.UU. El correo basura alcanzó su cénit el pasado mes de mayo, cuando el número de mensajes desautorizados superó a los autorizados. Las pérdidas esperadas por las empresas tecnológicas en el presente año rondarán los 20.000 millones de dólares.

Actualmente, existe alrededor de una treintena de empresas que producen software anti-spam en lo que podría convertirse en un mercado valorado en 2.400 millones de dólares anuales en 2007.

Microsoft ha dado un paso adelante en este prometedor mercado con la creación de una división que trabaja exclusivamente para comercializar soluciones contra los mensajes basura. Además, recientemente materializó la compra de la start-up rumana GeCAD, que aportará al gigante informático su tecnología en esta materia.

En España, el spam está prohibido por la ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio electrónico, aunque sus efectos quedan limitados al proceder la mayoría de los mensajes de EE.UU.

Una advertencia, el spam amenaza con introducirse en nuestros terminales de telefonía móvil.