LAS OFERTAS POR PANRICO DEBERÁN SUPERAR EL 75% DE LA COMPAÑÍA.

JP Morgan, banco de negocios encargado de ordenar el proceso de venta de Panrico, junto con Invercaixa, comunicó a las entidades de capital riesgo finalistas (Apax Partners, Mercapital-JP Morgan, PAI, Permira y Vista Capital) que sus ofertas definitivas deberán extenderse como mínimo al 75% de la compañía.

Por su parte, las entidades de capital riesgo solicitaron una ampliación del plazo para presentar sus ofertas vinculantes, que concluirá el próximo 1 de julio bajo la modalidad de sobre cerrado y en una sola vuelta.

Los principales motivos que aconsejan la venta de Panrico a la familia Costafreda, poseedora del 53% de la empresa de bollería, son los problemas para llevar a cabo una sucesión adecuada y la ausencia de recursos para que la compañía gane tamaño y mejore su rentabilidad.

El futuro equipo directivo podría mantenerse con la dirección del actual consejero delegado, Joan Cornudella, aunque podría incorporarse algún miembro externo a la compañía. También podría ofrecerse la presidencia no ejecutiva a Albert Costafreda.