LA TECNOLOGÍA ENCABEZA LA OLEADA DE DESPIDOS.

    Desde comienzos de año más de 214.000 personas han perdido su puesto de trabajo en el sector tecnológico. La pasada semana, empresas como Cisco Systems, Phillips, Ericsson, Kodak y Texas Instruments se deshacían de casi 27.000 trabajadores. Esta tendencia destructora que comenzó en EEUU con las empresas puntocom (Amazon), parece haber traspasado fronteras y salpicado a sectores como los fabricantes de equipos de telecomunicaciones (Motorola), operadoras (Worldcom), firmas informáticas (Dell), brókers online (Ameritrade). Algunos analistas piensan incluso que la cifra de parados podría duplicarse si se incluyeran los puestos de trabajo indirectos afectados a consecuencia de la disminución de la producción de las empresas implicadas.

    Fallos en la previsión de resultados, o incluso acusaciones de inflarlos para evitar la caída de sus acciones en los mercados (Lucent o Nortel), el exceso de inventarios en los almacenes, son algunos de los motivos que han provocado estos drásticos recortes de plantilla.

    Por otro lado, los sindicatos comienzan a mostrar con fuerza su rechazo a esta política empresarial. Parece que se avecina una guerra social en la Nueva Economía.

                                                                                                                    Más información en CINCO DÍAS (21-04-2001)