UN CONSORCIO DE CINCO ENTIDADES DE CAPITAL RIESGO SE INTERESA POR AUNA.

El sector de capital riesgo en España está despertando un interés inusitado en los últimos meses, como consecuencia del proceso abierto para la compra de central de reservas Amadeus y el revuelo que se ha formado por una presunta oferta presentada por un consorcio de firmas de private equity (Apax Partners, Blackstone, CVC Capital Partners, The Carlyle Group y Providence) para adquirir el Grupo de telecomunicaciones Auna.

El pasado miércoles 17 de noviembre apareció en diversos medios de comunicación que el mencionado consorcio había efectuado una oferta por valor de 11.000 millones de euros por Auna. Tanto las entidades de capital riesgo como los principales directivos y accionistas de teleoperadora (Endesa (32,7%), Santander (27,3%) y Unión Fenosa (18,7%)) desmintieron tajantemente este hecho.

Al día siguiente, el vicepresidente y consejero delegado de Auna, Joan David Grimá, mantuvo una reunión con una representación del consorcio en la que hubo un intercambio de pareceres, pero tampoco hubo una oferta en firme. El consorcio tiene intención de establecer nuevas reuniones con Endesa, Santander y Unión Fenosa para pulsar intereses y acercar posturas.

Según los expertos, 11.000 millones de euros es un precio bastante ajustado para valorar Auna, aunque desde la compañía sitúan la valoración actual en 14.500 millones de euros. En el mes de julio, Santander compró acciones de Auna valorando la empresa en 12.500 millones de euros.

Estaríamos hablando de la mayor operación de capital riesgo realizada en Europa, duplicado el precio pagado por la empresa italiana de guías y directorios Seat Pagine Gialle, que fue adquirida por un total de 5.650 millones de euros.

La liebre se ha levantado justo en el momento en que Auna presentaba una oferta de compra para adquirir la operadora Ono por importe de 2.400 millones de euros. Por ello, si la intención del consorcio es la de no interferir en este proceso, pasarían algunas semanas hasta que se presentara alguna oferta, si es que llega a producirse.

Auna es el segundo operador español de telecomunicaciones fijas y tercero de telecomunicaciones móviles, a través de su filial Amena.

La compañía representa una oportunidad única para cualquier operador de hacerse con una posición relevante en el mercado español de las telecomunicaciones fija y móvil, el quinto por tamaño de la Unión Europea. En este sentido, la consultora de telecomunicaciones Ovum expresó que las teleoperadoras Deutche Telecom, France Telecom y Telecom Italia también podrían estar interesadas en Auna.

Tampoco debe olvidarse el papel que ha jugado el Gobierno español, cuando un consorcio extranjero se ha planteado la opción de obtener una posición mayoritaria en una compañía estratégica española.