23/04/2010

CONCLUSIONES DEL XI CONGRESO ASCRI.

La Casa de América de Madrid acogió la onceava edición del Congreso de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI), que fue inaugurado Esperanza Aguirre. La presidenta de la Comunidad de Madrid ensalzó el papel de las entidades de capital riesgo de quienes dijo que "estimulan fuertemente la economía" ya que "facilitan la capitalización, la innovación y la competitividad que, en última instancia, son la fuente de creación de riqueza, empleo y prosperidad". Aguirre mencionó los dos fondos de capital riesgo en los que participa la Comunidad de Madrid, Inicap y Capital Riesgo Madrid, y anunció que está en ciernes la constitución de un tercero.

A continuación participó en el Congreso Santiago Álvarez de Mon, profesor del IESE Business School, en una motivadora charla titulada La recuperación económica. ¿Realidad o ilusión?.

En la primera mesa redonda, en la que participaron José Mª Muñoz (MCH Private Equity), Marcel Rafart (Nauta Capital), Marco Antonio Achón (Banco Santander) y Guillermo Arbolí (N+1 Corporate Finance), se pulsó la evolución de capital riesgo (private equity y venture capital) en los próximos años. Entre los comentarios destacar la dificultad percibida para el fundraising en 2010 y la cierta criba que sufrirá el sector, al tener que demostrar el track record a inversores, especialmente los institucionales. Para Rafart vivimos la mejor época para el venture capital, ya que el flujo de emprendedores y proyectos no se para con la crisis y el número de competidores se ha reducido. El directivo de Nauta también cree que la crisis ha traído definitivamente la mayor implicación del inversor con la empresa participada (hands-on). M.A. Achón opina que hoy en día es poco realista esperar a los buyouts de antaño.

La segunda mesa redonda estuvo protagonizada por los inversores (Limited Partners), representados por Santiago Ferrando Galdón (Santander Asset Management), Juan Aznar Losada (Mutuactivos), Arturo Santolaya (Grupo Timón), Gys Ekker (Orienta Capital) y el moderador Ignacio Sarría (Arcano Capital). La esperanza de que los inversores institucionales apuesten de lleno por el capital riesgo como activo, tardará en producirse. Los representantes de compañías aseguradoras y fondos de pensiones llevan menos de seis años en contacto con este activo financiero y su actitud es todavía muy conservadora, en comparación con sus homólogos en los EE.UU. S.F Galdón manifestó que su firma tiene previsto asignar un 10% de sus activos para destinar a inversiones alternativas, entre las que se encuentra el capital riesgo. La polémica llegó al tocar el tema de las comisiones que los inversores pagan a los gestores de entidades de capital riesgo.

Javier Echarri, Secretario General de la EVCA, pintó un panorama complicado para el desarrollo de la actividad del capital riesgo, con las implicaciones que tendrá la Directiva Europea AIFM. Después de tres años desde que se iniciaron los trámites, antes del estallido de la crisis de las subprime, y tras más de 1.200 enmiendas, sigue habiendo muchas incertidumbres. Entre las principales preocupaciones para el sector se encuentran las trabas para la circulación de capitales en la tarea de fundraising para operadores no europeos, lo que les incentivaría a atraer fondos fuera de Europa. También preocupa los límites que se quieren poner al apalancamiento de las empresas participadas por capital riesgo. De igual modo, se entiende que el mayor control que se quiere ejercer sobre las participadas, que se cuantifica en 30.000 libras anuales, es un agravio comparativo con las empresas que no han recibido capital riesgo.

Más esperanzadoras fueron las palabras del patrocinador Malcolm Lloyd (PricewaterhouseCoopers) en el cierre del XI Congreso ASCRI, que observa un repunte de las transacciones de M&A de capital riesgo.