CORSABE TOMA EL 55% DE DISPATCHING POR 1,8 MILLONES DE EUROS.

La sociedad de capital riesgo Corsabe ha tomado una participación del 55,28% en la compañía madrileña especializada en logística promocional Dispatching por un importe de 1,8 millones de euros. La operación se ha realizado a través de una ampliación de capital en la que Corsabe suscribió 1 millón de euros y compró a varios socios fundadores el 40% de las acciones que poseían. El resto del accionariado de la compañía continúa en manos del equipo gestor.

La entrada de Corsabe potenciará el plan de Dispatching, consistente en duplicar sus fondos propios e impulsar su crecimiento.

Dispatching es una compañía especializada en la distribución de regalos de empresa y productos de márketing, publicitarios. En la actualidad dispone de almacenes en Madrid y Molins de Rei (Llobregat), contando entre sus principales clientes los departamentos de márketing de Danone, Santander Central Hispano, Gas Natural y Caja Madrid. La facturación de Dispatching en 2002 fue de casi 3 millones de euros, previendo alcanzar 4,77 millones de euros en 2003 y duplicar esta cifra en 2004.

Por otra parte, Corsabe, que elevó recientemente sus recursos propios hasta 16,5 millones de euros, pretende dar entrada a cinco o seis nuevos socios que aporten entre dos y tres millones de euros cada uno, con lo que los fondos propios ascenderían a 32 millones de euros. La mayor disponibilidad de recursos permitiría la realización de operaciones como la efectuada en Dispatching.

Asimismo, Corsabe tiene previsto tratar con varias entidades de capital riesgo catalanas la posibilidad de unir sus fuerzas con la intención de ganar volumen y poder acometer inversiones de mayor tamaño en empresas consolidadas.

Corsabe, fundada en 1986 por un grupo de empresarios entre los que se encontraba el fallecido Pedro Cuatrecasas, está compuesta por doce socios que se reparten el capital con participaciones inferiores al 17%. En 2002, Corsabe alcanzó una facturación de 247.000 euros y un beneficio neto de 888.000 euros, frente a la pérdida de 120.000 euros registrada en 2001.