MEJORAN LAS PERSPECTIVAS DE LAS EMPRESAS BIOTECNOLÓGICAS EUROPEAS.

Comienza a mejorar el panorama en la biotecnología en Europa, tras el bache por el que han pasado numerosas empresas, especialmente aquellas surgidas en Alemania a finales de los años 90 incentivadas fiscalmente por su gobierno y empujadas inicialmente por el desaparecido Neuert Markt.

Un buen síntoma de recuperación del sector ha sido el cierre de dos fondos de capital riesgo especializados en biotecnología. El primero de ellos, apadrinado por la entidad británica de capital riesgo Abingworth Management, se cerró en tan sólo 3 meses por un importe de 385 millones de euros. Por otra parte, Scroder Ventures ha levantado el segundo mayor fondo biotecnológico por valor de 442 millones de euros, aunque en este caso fueron necesarios 18 meses para su cierre definitivo.

Estos nuevos recursos serán puestos en funcionamiento tras ser anunciado que las compañías biotecnológicas europeas ganaron en el primer semestre de 2003 360 millones de euros, un 30% menos que el mismo período del año anterior.

Otra muestra de la mejoría en la financiación de las empresas biotecnológicas tiene como protagonistas a Therascope, Ardana e Intercell que obtuvieron recientemente 24, 35 y 37,4 millones de euros, cuando el pasado año el valor medio obtenido por empresa alcanzó los 9 millones de euros.