EL VII CONGRESO ASCRI CONMEMORA EL 20 ANIVERSARIO DEL CAPITAL RIESGO EN ESPAÑA.

La Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI) celebra su vigésimo año de existencia y puede decirse que marca el inicio de esta actividad financiera, aunque a mediados de los años setenta ya operaban las primeras sociedades de capital riesgo público, las denominadas SODIS.

Desde 1986 el sector ha experimentado un cambio espectacular, aunque el mayor impulso se ha producido en los últimos cinco años. Actualmente existen más de 120 entidades de capital riesgo que han realizado alguna inversión en España, y que en su mayoría tienen su sede social en nuestro país. 77 operadores surgieron en el periodo 2000-2005. El entramado de intermediarios y asesores sigue creciendo, así como su nivel de especialización. El marco legislativo se consolidó con la Ley 1/1999, de 5 de enero y ha sido mejorado con la nueva ley de capital riesgo (Ley 25/2005, 24 de noviembre). Todos estos factores suponen una sólida base para afrontar los próximos años.

El VII congreso ASCRI congregó a más de 200 profesionales relacionados con la actividad de capital riesgo. El acto comenzó con un vídeo repaso de la historia de ASCRI desde sus comienzos y otro que hacía referencia a los 16 presidentes que ha tenido la patronal. Posteriormente, «Curro» Gan contaba sus experiencias en una travesía por el Polo Norte Geográfico. Sensaciones de desánimo, frustración, monotonía, egoísmo, situaciones límite, conflicto, etc. son aplicables al mundo empresarial.

Varios de los pesos pesados del private equity español debatieron acerca de las operaciones sindicadas. Todos ellos estaban de acuerdo al afirmar que la coinversión suele realizarse porque no queda más remedio y que los principales aspectos que motivan la asociación son el tamaño de la operación y la reducción de competencia. Carlos Mallo (Permira) llamaba la atención sobre la necesidad de «desarrollar mejor la tecnología de los sindicatos» para afrontar las operaciones de entre 15.000 y 20.000 millones de euros que esperan al mercado en los próximos años. Javier de Jaime (CVC) cree que es preferible la asociación de tres inversores frente a dos, mientras que José María Maldonado (Bridgepoint) apostaba por los duetos.

Antes del almuerzo Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, contaba a la audiencia las diferentes fases por las que ha pasado el grupo de constructora, servicios y concesiones y sus planes más inmediatos. Para Del Pino las claves del crecimiento de su compañía son la «voluntad de perseverancia, el aprendizaje extraído de los errores cometidos y la confianza generada por los aciertos».

El evento concluyó con la mesa redonda de capital riesgo titulada » El Venture Capital: fuente de proyectos para el private equity» en la que participaron Christian Fernández (BCN Ventures), José Tomás Moliner (Inova Capital), Elías Martínez (Talde Gestión) y Thibaud Durand (Najeti Capital).

Feliz vigésimo aniversario, ASCRI.