EVCA Y ASCRI CONSIDERAN QUE LOS PARÁMETROS ACTUALES DE BASILEA II DAÑARAN AL SECTOR.

El nuevo estándar normativo del sector bancario, conocido como Basilea II, que entrará en vigor en 2006 sustituyendo a la anterior versión, Basilea I, sigue preocupando a la Asociación Europea de Entidades de Capital Riesgo (EVCA) y a la patronal en España (ASCRI). Según la última Directiva de Adecuación de Capital, cualquier entidad financiera que invirtiera recursos en la actividad de capital riesgo deberá retener una partida variable que oscila entre el 13% y el 17% de los recursos destinados. Esto supone un cambio significativo con respecto al 8% fijo que actualmente provisionan.

También desde EVCA y ASCRI se considera que no se debe tratar de igual modo a las inversiones, ya que, no tiene el mismo nivel de riesgo la inversión en una empresa en fase de arranque que la participación en una compañía consolidada. Asimismo, existen diferentes niveles de riesgo si la inversión se destina directamente a la empresa objetivo, que si se utiliza como vehículo a una Sociedad de Capital Riesgo, un fondo de capital riesgo o un fondo de fondos.

Si estos parámetros se mantienen, no sería de extrañar la pérdida de buena parte del capital que destinan las entidades financieras al sector del Capital Riesgo. En 2003, el 22,4% de los capitales totales gestionados por las entidades de capital riesgo en España y el 42% de los nuevos recursos captados procedió de instituciones financieras.