PREOCUPACIÓN EN LA EVCA POR LAS CONSECUENCIAS DE BASILEA II.

En una reciente reunión celebrada en Madrid, el secretario de la Asociación Europea de Entidades de Capital Riesgo (EVCA), Javier Echarri, manifestó su preocupación por las consecuencias que tendría la aplicación de la propuesta inicial de estandarización de las normas de solvencia de las entidades financieras, conocido como Basilea II.

La patronal europea de capital riesgo considera que las nuevas reglas incidirían en la valoración del riesgo de los bancos, que podrían retirar entre 5.000 y 10.000 millones de euros de los fondos que destinan a la inversión, fundamentalmente en pymes, en capital riesgo en Europa.

Otro de los puntos que preocupan a la EVCA gira entorno a las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC). Las NIC, que serán de obligado cumplimiento para las compañías cotizadas a partir de 2005 y, probablemente, para el resto de compañías poco tiempo después, obligan a cualquier sociedad que posea una participación mayoritaria en otras a consolidar las cuentas en su balance. Este hecho, perjudicaría, por ejemplo, a las entidades de capital riesgo (ECR) de cara a la captación de nuevos fondos, debido a que los resultados negativos que arrojan frecuentemente muchas empresas participadas en los primeros años de apoyo de la ECR podría no ser de ayuda para recabar los fondos necesarios para seguir invirtiendo.