BRIDGEPOINT, IBERDROLA Y ATLAS CAPITAL, FINALISTAS PARA ADQUIRIR LOS PARQUES EÓLICOS DE GAMESA.

La entidad de capital riesgo Bridgepoint sigue interesada en el sector de la energía eólica. A la adquisición el pasado mes de mayo del 24% de Cesa, que cuenta con una potencia de 300 megavatios, podrían sumarse los 160 megavatios puestos a la venta por el fabricante de turbinas Gamesa. En la subasta, que se encuentra en su fase final, también compiten la eléctrica Iberdrola y el fondo de inversión Atlas Capital.

El precio de venta podría situarse entre 1,2 y 1,3 millones de euros por megavatio, lo que se traduce entre 208 y 224 millones de euros. Este precio habría aumentado desde el millón de euros por megavatio que pagó Iberdrola a Gamesa en 2002 por parques que acumulaban una energía de 1.000 megavatios. Precisamente, Iberdrola, que posee el 15% de Gamesa, se perfila como principal favorita en la subasta; no en vano, es el principal operador de este tipo de energía renovable, con una cuota de mercado del 36%.

El atractivo de la energía eólica como inversión radica en la prima que ofrece el Gobierno por megavatio/hora, fijada en 60 euros, frente a la mitad que se paga por la energía procedente de centrales tradicionales. Además, el nuevo marco regulador del sector eólico aprobado en marzo de 2004 ha dado seguridad a la industria.