26/10/2010 

LA EVCA CRITICA EL TEXTO APROBADO QUE REGULARÁ LOS FONDOS DE CAPITAL RIESGO.

La Asociación Europea de Entidades de Capital Riesgo (EVCA, en sus siglas en inglés) ha criticado el acuerdo alcanzado en el Parlamento Europeo para introducir un mayor control sobre los gestores de fondos de alto riesgo (hedge funds) y los fondos de capital riesgo (private equity). 

"La Directiva AIFM (Alternative Investment Fund Managers Directive) que será votada el próximo mes es una legislación imperfecta. Supondrá costes innecesarios para los inversores y, en última instancia, para los pensionistas, así como una injusta carga para las compañías en las que invertimos para ayudarles a crecer", dijo la presidenta de EVCA, Uli Fricke. 

La EVCA quiere destacar el papel que cumplen los fondos de capital riesgo en la financiación de proyectos de innovación de pequeñas y medianas empresas europeas, y que a su juicio se verá afectado por la nueva directiva. 

A juicio de Fricke, el texto no diferencia debidamente entre los distintos tipos de gestores de fondos, lo que es "ilógico", por lo que pide que los Estados miembros tengan en cuenta estas distinciones a la hora de adaptar la nueva norma europea a su legislación. 

Fricke también pide a la Comisión Europea que haga frente a esta "desproporcionada carga", que hace peligrar una recuperación europea "basada en la innovación y el conocimiento.

Los principales puntos comunicados por  la EVCA son los siguientes:

1. Las gestoras de fondos no apalancados, sin derechos de reembolso durante cinco años y que gestionen fondos totales inferiores a los 500 millones de euros estarán exentas de la Directiva. Pueden optar por estar dentro de la Directiva, pero esto significaría cumplir con la totalidad de dicha directiva, aunque a dichos fondos les estarían permitidas las operaciones cross-border según lo establecido en los regímenes nacionales.

2. Todas las gestoras deberán cumplir con una serie de requisitos de capital. No existirá un régimen más suave para los fondos pequeños que opten a formar parte de esta Directiva.

3. En lo que respecta a los temas del depositario, la gestión del riesgo y de la liquidez y las normas de valoración y remuneración, se han adaptado para el sector de capital riesgo & venture capital.

4. Los requisitos de disclosure a nivel de cartera de participadas incluyen una exención para las pymes, se aplican únicamente cuando se esté por encima del 50% de los derechos de voto (control), y protegen la información confidencial.

5. Se incluyen medidas que, de conformidad con la Segunda Directiva de Derecho de Sociedades, prevengan la enajenación de activos por parte del AIFM, sin que se impongan obligaciones directas a la compañía (en su lugar, instrucciones de voto negativo y una obligación de esfuerzos razonables por parte del AIFM).

6. Se seguirán aplicando los regímenes nacionales- siempre y cuando cumplan ciertas condiciones mímicas de armonización- hasta 2018; gradualmente se introducirá un pasaporte para las gestoras de terceros países en 2015 (la finalización de los regímenes nacionales y la introducción del pasaporte fuera de la UE dependen de la decisión de la ESMA -European Securities and Markets Authority- y de la posterior Ley emitida por la Comisión). No incluye restricciones a la comercialización pasiva.

7. El texto de la Directiva incluye claúsulas específicas de no – retroactividad para fondos cerrados.

Debe tenerse en cuenta que todavía pueden producirse cambios o ajustes en el texto, ya que el triálogo (Parlamento, Consejo, Comisión) sigue adelante para ultimar algunos detalles técnicos.