LA INFRAESTRUCTURA PKI MEJORA LA SEGURIDAD EN LA RED.

    Según un estudio reciente, el 68% de los internautas españoles piensan que la seguridad en la red es el mayor obstáculo para el desarrollo del negocio online (e-business). Usuarios y empresas son conscientes del problema de no poder transmitir o recibir datos con seguridad en Internet.

    La infraestructura de clave pública, más conocida como PKI (Public Key Infrastructure), no es un instrumento físico, sino que es la capacidad o habilidad de publicar, administrar y utilizar claves públicas de una manera sencilla y fiable. Se perfila como el DNI online del futuro.

    La finalidad de una infraestructura de claves públicas es facilitar a las organizaciones el desarrollo del comercio electrónico, Internet, intranet y otras aplicaciones que requieran seguridad distribuida, donde los participantes no forman parte de la misma red y no tienen credenciales de seguridad comunes. Respecto al movimiento de dinero a través de la Internet, las transacciones se firman de tal manera, que se puede configurar el servidor para que sólo acepte clientes con un certificado válido expedido por organismos que el receptor espera recibir, ya sea una entidad bancaria o un particular. Las soluciones PKI proporcionarán altos niveles de privacidad para los datos y permitirán la identificación y autenticidad de usuarios y equipos.

    Los sistemas de claves públicas utilizan dos claves complementarias: una pública que se comparte, y una privada que es secreta. Por ejemplo: A enviaría datos privados a B con la clave pública que ambos conocen, pero sólo B con su clave privada los podría descifrar.

    Gobiernos como el argentino, organismos como la casa de la moneda y timbre y multitud de empresas como Madritel o Telefónica han apostado con fuerza por este sistema de seguridad.

                                                                                    Más información en LA GACETA DE LOS NEGOCIOS (27-04-2001)