LA SCR ITALIANA IMMSI INYECTARÁ 235 MILLONES PARA SALVAR PIAGGIO.

El fabricante de motocicletas que lanzó al mercado la mítica vespa, Paggio, no pasa por su mejor momento. La batalla librada por la firma italiana con los constructores asiáticos durante la pasada década ha mermado su competitividad. En España, el pasado verano se cerró la fábrica de Arganda del Rey que fue inaugurada en 2001.

En un intento para salvar la empresa se ha diseñado un plan que consiste en la creación de una nueva sociedad con sede en Holanda, Piaggio Holding B.V., donde se integrará la matriz de la empresa italiana y todas las actividades y filiales de la marca. El plan pasa por la recapitalización del grupo con 235 millones de euros y la reducción de su deuda a 250 millones de euros.

La sociedad de capital riesgo italiana Immsi, propiedad de Roberto Colaninno, inyectará 100 millones de euros en la nueva empresa a cambio del 31,25% del capital. Por otra parte, los bancos acreedores controlarán el 37,25% fruto de la conversión de deuda en acciones, mientras que el resto del capital de Piaggio Holding B.V. quedará en manos de Morgan Grenfell Private Equity y de otros fondos.