DIVERSAS AGRUPACIONES BANCARIAS SE UNEN AL SENTIR DE LA EVCA CON RELACIÓN A BASILEA II.

El Nuevo Acuerdo de Capital, conocido como Basilea II, que sustituirá a Basilea I y que pretende estandarizar a escala mundial los requerimientos de capital de las instituciones bancarias, ha sembrado el pánico en la industria de capital riesgo en Europa.

La Asociación Europea de Entidades de Capital Riesgo (EVCA) considera que si se llevaran a cabo las propuestas iniciales que propone Basilea II respecto a los criterios de valoración del riesgo en empresas, fundamentalmente PYME, el sector podría perder entre 5.000 y 10.000 millones de euros. Estas cantidades se corresponden con los recursos que aportan las entidades bancarias al sector, aproximadamente la cuarta parte del total.

Tradicionalmente, los reguladores europeos exigen a los bancos que mantengan en caja un 8% de la cantidad total que la entidad destine a private equity. Con Basilea II, este porcentaje aumentaría hasta el 24%, es decir, que por cada 100 millones invertidos en private equity, el banco debería mantener en sus reservas 24 millones. Esto sin duda desincentivaría a la banca a destinar recursos a esta actividad financiera.

Además de la EVCA hay importantes agrupaciones bancarias como la Asociación de la Banca Británica, el Instituto de Finanzas Internacionales, la Federación Europea de la Banca y la Asociación de Valores Industriales norteamericana, que han manifestado su malestar con las propuestas presentadas inicialmente. Está previsto un período de consultas tanto en Europa como en EE.UU que culminará a finales de 2003. La implantación de las nuevas normas tendrá lugar en 2007.