APAX, CARLYLE Y BRIDGEPOINT PUJAN POR EL 47% DE ENERGÍA HIDROELÉCTRICA DE NAVARRA.

Desde la salida definitiva de Iberdrola del accionariado de Energía Hidroeléctrica de Navarra (EHN) en abril de 2003, el segundo operador español de parques eólicos ha estado buscando un socio que se haga cargo del 47% de la compañía, que ha sido valorado en unos 300 millones de euros. En esa búsqueda quedaron descartadas cualquier eléctrica con intereses en centrales de producción con otro tipo de tecnología.

Hay varios inversores de capital riesgo interesados en la operación. Apax Partners forma junto con Advent International el primer consorcio. The Carlyle Group lidera otro consorcio. El tercer grupo lo forman el Santander Central Hispano y el Banco Sabadell, a los que se ha unido el fondo internacional de private equity Bridgepoint. Por último, la constructora Acciona se ha presentado en solitario como único socio industrial de la puja.

La entrada del nuevo socio supondrá un desembolso de unos 240 millones de euros a los actuales accionistas (Caja Navarra, Sodena y Cementos Portland) y la suscripción de una ampliación de capital por importe de 70 millones de euros. Cuando finalice el proceso en otoño, el accionariado de EHN quedará compuesto por el grupo que resulte victorioso (47%), el Gobierno de Navarra (47%) y el conjunto de directivos y empleados de la eléctrica (6%). Cementos Portland aprovechará la coyuntura para salir también de la eléctrica.

El objetivo de EHN se centra en el aumento de la inversión en los próximos 3 años con la intención de ganar el tamaño suficiente para salir a Bolsa.

EHN participa en parques eólicos que tengan una potencia aproximada de 1.000 megavatios. El pasado año, la eléctrica alcanzó un beneficio neto de 45 millones de euros.