AUMENTA EL VOLUMEN DE BUY-OUTS MIENTRAS CONTINÚA LA SEQUÍA DESINVERSORA EN UK.

   Según las cifras recogidas por el Centro de Investigación de Management Buy-out británico (CMBOR), se ha producido una recuperación en este tipo de operaciones durante el tercer trimestre del año. Así, el valor acumulado creció cerca de un 50% respecto al registrado en el segundo trimestre, alcanzando los 5.600 millones de libras.

   Sin duda las firmas especializadas en buy-outs están sacando partido del clima económico recesivo, comprando empresas sólidas a precios atractivos. Los negocios que se están cerrando se centran en empresas que cuentan con un elevado nivel de activos y flujos de caja positivos.

   Por otro lado, la consultora KPMG, registró durante el tercer trimestre 5 nuevas salidas a bolsa en el Reino Unido por un valor total de 385 millones de libras, lo que constata la dificultad por la que pasan las compañías de private equity para desinvertir sus participaciones. Estos niveles de baja actividad de Ofertas Públicas de Venta (OPV) no se registraban desde hacía más de una década.
 
   En los primeros tres cuartos de año se han contabilizado 40 OPV, frente a las 78 registradas en el mismo período del año anterior. En este intervalo temporal, el Alternative Investment Market (AIM), mercado que recoge las nuevas emisiones y las compañías tecnológicas, acumuló aproximadamente la mitad de las OPV europeas.