EL SECTOR BIOTECNOLÓGICO ESPAÑOL PIDE AL GOBIERNO 350 MILLONES PARA SU DESARROLLO.

El sector biotecnológico español avanza con paso lento y demanda del Gobierno de la nación 350 millones de euros para seguir desarrollándose. Aunque existe una buena actividad biotecnológica en regiones como Cataluña, Navarra, Euskadi, Madrid y Murcia; España en su conjunto se encuentra alejada del camino recorrido por Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Japón y países del Norte de Europa.

Esos 350 millones que solicita la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) son necesarios para fomentar bioincubadoras, establecer programas de formación de bioemprendedores, incentivar la creación de empresas, articular un sistema de fondos de capital semilla e intensificar las campañas de divulgación. No obstante, esta suma de dinero es idéntica a la que entregó el Gobierno alemán para desarrollar la actividad biotecnológica del país a mediados de los años 90.

Según los datos de Asebio, en los dos últimos años se ha duplicado el número de compañías dedicadas a la biotecnología, que se eleva hasta 360. El volumen de facturación del sector asciende a 4.900 millones de euros y las empresas se distribuyen los segmentos de salud humana (43%), agroalimentación (32%), sanidad animal (12%) y medio ambiente (7%).

En el evento celebrado en Barcelona el pasado 29 y 30 de noviembre, Biotech & Finance Forum, llamó la atención que entre las 95 compañías biotecnológicas que presentaron sus proyectos ante inversores de capital riesgo, no hubiera ninguna empresa española.