24/11/2020

Nota de prensa

LA INDUSTRIA DEL CAPITAL RIESGO INCREMENTA SU APUESTA POR LA TECNOLOGÍA.

En esta nueva crisis, todos los expertos consultados coinciden en que se ha acelerado una tendencia de inversión con la apuesta por la tecnología. Más allá de buscar empresas con un componente tecnológico diferencial, los inversores de private equity se están lanzando a invertir en negocios casi puramente tecnológicos. Alantra Partners es uno de los mejores ejemplos, en la que su división de capital riesgo siempre se regía por tres criterios básicos a la hora de invertir: buscaba negocios consolidados, con potencial de crecimiento internacional y con un importante componente tecnológico. Esto le permitió llevar a cabo, por ejemplo, su entrada en el accionariado de Hiperbaric. De la mano de Alantra, la compañía destina hasta un 10% de su facturación a I+D+i, lo que se traduce en una mejora constante del diseño de los equipos, que son líderes tecnológicos a nivel mundial», explica David Santos, partner en la firma de capital riesgo (private equity) Alantra Private Equity. En las últimas fechas, la firma de private equity ha reforzado mucho sus capacidades digitales y tecnológicas, tanto para originar oportunidades de inversión en sectores relacionados con esta tendencia, como para potenciar las capacidades tecnológicas y digitales de las compañías que tiene en cartera.

A principios de este año, compraron las empresas de diagnóstico genético Imegen, Genycell Biotech y Health in Code con el objetivo de crear un líder en el sector en el país. Una inversión que muestra con claridad cómo los fondos tradicionales de private equity han perdido el miedo al universo tecnológico. También ha sido el caso de EQT con Idealista, una compañía nativa digital, o de AnaCap con GTT. Los expertos alertan de que esta tendencia sólo acaba de empezar.

Joaquín Durán, managing partner de Arcano BlueBull, señala que, en los últimos meses «ha pasado una cosa muy interesante, que es que el mundo venture capital que estaba en un lado y el mundo private equity que estaba en otro y que no interactuaban. Ahora se han acercado», explica. «El private equity ha visto que la tecnología está en múltiplos más altos, que realmente es un refugio seguro y además, ha subido valoración. Esto es muy bueno porque la mayoría de fondos han metido en su tesis de inversión tecnología».

Otra tendencia, es que el capital riesgo puro acepta hacer operaciones de menor tamaño. En el mundo tecnológico no hay tamaño como el que quieren los private equity con lo cual bajan el tamaño. Un ejemplo lo encontramos en la compra de Signaturit por parte de la firma de capital riesgo Providence. El fondo estadounidense ha invertido un mínimo de €30 millones en la startup. «Se trata de una compañía con un tamaño pequeño comprada por un private equity, más claro no puede ser. Es una compañía que en otro contexto lo que habría hecho es levantar otra ronda de inversión, hacerse más grande», explica Durán.

En cuanto a las valoraciones, Daniel Martínez, socio de PwC Deals, responsable de Tecnología, Telecomunicaciones, Entretenimiento y Medios, confirma que están viendo en estos meses valoraciones muy altas, siempre de doble dígito, «producto de la combinación de la escasez de sectores con atractivo, la gran liquidez existente en el mercado y la gran escalabilidad que tiene el sector de la tecnología». Por otro lado, desde Arcano consideran que la entrada de private equity en el sector tecnológico más puro puede bajar las valoraciones a costa de tener una mayor liquidez.

Nuevos informes y series de datos: El Capital riesgo Informal en España 2020 / Informe de Impacto Económico y Social del Capital Privado en las operaciones de Middle Market en España. 2018 (ASCRI) / Informe de Impacto Económico y Social de los préstamos otorgados por Enisa

Otros informes destacados: Madurez del Venture Capital en España.  (English version)/ Financiación de startups de Energía en España / El tiempo de las desinversiones en Private Equity en España (English version)

Webcapitalriesgo.com está patrocinada por Portobello Capital y Quantum Capital Partners

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario